miércoles, 28 de septiembre de 2016

Vida sagrada

Desde el inicio de la vida, siempre he estado ahí, te vi, desde que naciste te observo, desde hace mucho tiempo, veo como pasas por la vida y sigo tu caminar, cada día me fijo en ti… y aunque te acompaño, tú aun no sabes quién soy. Vagas por sitios negros y oscuros de tu mente, donde no encuentras la paz que tanto anhelas, puedo leer tus pensamientos, y en ellos hay cosas muy distintas a las que haces ver a los demás, realmente no te muestras como eres.

¿Por qué utilizas esa coraza?, ¿por qué te ves con la necesidad de protegerte?, ¿quién te hace daño?, ¿no eres acaso tú mism@ el/la que te laceras, con tu propia espada?. Te puedo sentir, puedo entrar dentro de tu ser, y encuentro miedo, si… La vida te da mucho miedo, pues piensas que nunca estuvistes preparad@ para esto, es una responsabilidad muy grande, una carga que no eres capaz de llevar, algo no encaja… Pero… también puedo ver en tu interior una valentía que quiere salir afuera, un fuego cálido y puro, ¡vaya, es bastante fuerte!, pero, qué lástima, los vientos del desánimo siempre soplan para apagarlo y no te sientes con fuerzas.

Espera, no corras, ¿dónde vas?, siempre te sigo, y vigilo por donde caminas… Veo que vuelves otra vez a lo mismo, no dejas de repetir el mismo comportamiento, no dejas de rodear ese muro… Déjame que extienda la mano en tu corazón, eso es, ya lo estoy rozando, ¡oh!, ¿por qué sientes tanto dolor?, es como si… ¡Qué haces!, has apartado mi mano de ti, ¿por qué lo has hecho?, yo no vengo a hacerte daño, estoy aquí contigo, para ayudarte, si tú quieres, claro.

Deja de mirar hacia los lados, no estas loc@, soy real y me dirijo a ti, que me escuchas...

Ven deja de recorrer ese bosque sombrío, no te merece la pena caminar por un suelo tan fatigoso, tan húmedo, mira a tu alrededor, aquí todo es miseria, este no es tu lugar, ven conmigo, yo te enseñaré, cuál es tu sitio, confía en mí, mírame, siente mi energía, cierra los ojos…

- Vaya era cierto, ¿dónde estoy? -.

Dime, ¿qué ves?.

- Pues estoy en un bosque, pero no se parece en nada, al de antes, aquí… aquí hay paz, es una sensación diferente… nunca había sentido algo así. Los árboles son los mismos, pero su color, su, su olor es distinto, todo tiene algo especial, mire donde mire, parece que me habla, me explica su sentido y siento que me acoge… ¿Dónde me has traído?, ¿qué es este sitio?.

Este es un lugar muy especial, en él, puedes ver cosas que fueron, cosas que podrían ser, si tu quisieras escucharme, hay muchas cosas que quiero enseñarte, ven demos un paseo…

- Pero, ¿quién eres tú? -.

Perdona por mi sonrisa, ahora eso no es importante, lo conveniente solo eres tú, no te has dado cuenta, ¿has visto que hasta tus vestiduras han cambiado?, mira quiero que entiendas algo muy necesario.

La vida es sagrada, llevas mucho tiempo mirando por ti, sobreviviendo y copiando un forma de vivir igual que todos los demás, ¿sabes?, no te culpo, porque en este mundo existen muchas personas que han perdido la cabeza… Y tú ibas por el mismo camino, te estabas perdiendo más y más, en el egoísmo, el odio, la envidia y la violencia; pero tú sabes que este no es camino, sabes que estás hecho para algo más, eres distinto.

- Mira, yo me encuentro cansado de este mundo, no entiendo por qué las cosas son así… He intentado hacer las cosas bien, he intentado ayudar, me he esforzado… pero… -.

Lo sé, no hace falta que digas más, sé por todo lo que has pasado y por eso quiero enseñarte, lo importante de la vida, del mundo y del universo. Aunque las cosas se pongan feas, debes actuar cada día de una manera diferente, has dicho antes que en este lugar todo te hablaba, te mostraba su sentido; pues eso mismo debes hacer tú, en tu vida, con los demás… Deja que ponga las manos en tus ojos, y ahora vuelve a mirar…

- ¡Vaya!, ¿qué son esos destellos que hay por todos lados?, es impresionante, es un espectáculo…-.

Cada destello que ves, es una vida, ¿ves cómo brillan?, todas al unísono, cantan una canción que forma parte del universo, ¿la oyes?.

- No, no la oigo -. 

Cierra los ojos y escucha con el corazón.

- ¡Es verdad, ahora si, es maravillosa! -.

Pues no apagues nunca sus luces, todas son importantes, mira esa mariposa, es tan valiosa como tú, en ella se encierra, como en ti, el secreto de la vida. El hombre con sus actos, no sabe valorar su significado, cada día mata por gusto y no deja que este canto equilibre su vida. El sentido de la existencia, es el amor a todos los seres, cuidar con esmero cada ser vivo que pasa cerca de ti, cada persona que roza tu camino; ahora coge mi mano, ven por aquí…

¿Qué ves?.

- Hay mucha gente, ¿de dónde han salido? -.

Son las personas que se cruzaron en tu camino y también las que pasarán por tu vida, aunque sea en un solo instante, ¿qué más puedes ver?.

- Pues no sé, espera… Puedo sentir su ser, veo a través de su brillo, ¡vaya es impresionante!... Grandes alegrías y risas... 

Si es verdad, ¿qué te ocurre, por qué cambias tu semblante?.

- Porque también hay mucho dolor, millones de voces gritando de angustía, siento la muerte, viene a por mí, ¡es muy fuerte!, ¡demasiado, demasiado, quítamelo! -.

¿Qué te ha llamado la atención?.

- Pues había personas que conocía, pero no sabía que sufrían así, muchas estaban enfermas, algunas tenían la muerte pegada a sus espaldas, y entonces pude entender muchas cosas  de su forma de actuar, sentí su miedo -.

Eso es, así eras tú también hace un momento, hay una cosa que debéis entender, y es que no estáis solos, todos estáis unidos los unos a los otros; debéis comprender que el dolor que os provocáis por vuestro egoísmo y vuestra maldad afecta a todo, aunque no lo creas, hasta al movimiento de las estrellas.

Escucha, no puedo estar mucho más tiempo aquí contigo, la vida es algo maravilloso que se te ha concedido, para que la gastes en los demás, a partir de ahora deberás derramarla en todas estas personas y en los seres vivos que viste antes; respeta toda forma de vida y cuídala, toda célula lucha por sobrevivir y tú debes protegerla. Entiende que no se puede ver como algo individual, tu brillo termina donde comienza el brillo del otro, generando un equilibrio, que trae consigo la paz que sentiste antes, que tienes ahora junto a mí, paseando por este bosque.

Ánimo, te queda mucho por vivir y mucho por hacer, la vida que llevabas antes no era la conveniente, eras un/a egoísta; a partir de ahora recuerda, el brillo, el latir de cada corazón, y la unión con los tuyos, haz esto y tu vida cambiará. Defiéndela, no permitas que nadie maltrate la vida en la tierra, se un guerrero y un defensor… No lo olvides nunca, me tengo que ir, no todos ven, lo que tu estás viendo ahora…

- ¡Espera no te vayas, no quiero irme de este lugar tan maravilloso! -.

Te queda mucho por aprender, debes entender que este sitio está dentro de ti…

- Aguarda, no me has dicho quién eres… -.

No, no te lo he dicho (sonríe), pero estoy contigo siempre, si piensas un poco sabrás quién soy, ¿verdad?.

- ¡No te vayas!, ¿cómo te llamas?... -.

Puedes llamarme como quieras, contagia a los demás, y busca defensores de la vida, que luchen a tu lado para protegerme… Mi querid@ human@, hasta siempre, no volverás a verme hasta que termine tu camino por estas tierras, pero no temas que yo seguiré contigo siempre. 

No olvides lo que te he encomendado, recuerda, la vida es sagrada, no la deshonres más... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario