domingo, 25 de septiembre de 2016

Comienza la aventura…

Rápido, vente conmigo, vamos ya, no esperes más tiempo, que esta aventura no acaba más que comenzar, súbete a mi lado, deprisa, vámonos ya.

¿No decías que estabas cansad@ de las cosas que pasan a tu alrededor?, ¿no decías que querías cambiar parte del mundo, parte de ti?. Esta es la oportunidad de empezar de nuevo, comenzaremos el cambio juntos y todo lo que piensas, lo iremos caminando y comprobando; revisaremos una por una, todas esas cosas que nunca debieron pasar, y como si fueran las hojas de un cuaderno, las arrancaremos, para crear un horizonte nuevo. 

Entonces, prepárate para un viaje sin igual, lleno de todo tipo de situaciones, de peligros, de aventuras, como en las grandes películas, como en las épicas historias. No te preocupes, tendremos precaución y si estamos atentos al mirar, seguiremos en la buena dirección y el sueño se hará realidad.

Un mundo donde es posible ser diferente, un mundo donde lo que pensamos tú y yo, podrá hacerse legítimo, seguro que se unirán muchos en el camino, conoceremos a muchas personas, que piensan como nosotros y cada vez seremos más.

Y este deseo que sentimos nos empujará, cada vez más lejos, con gran valentía y honestidad, llegaremos hasta el final, olvidando todo lo malo que hay detrás, todas las aberraciones que se hicieron, serán un vago recuerdo, nada más. Es impresionante, y con un poco de suerte y nuestra amistad, seguro que llegaremos entre risas y lágrimas.

Salimos de aquí, bajo un cielo azul, impacientes por llegar ya, sonrientes por vivir una aventura especial, diferente a todo lo vivido, y no habrá más que el mundo y nosotros, para poder conseguir lo que vinimos a buscar.

Solo podemos creer en lo que percibimos, mira el camino que comienza ante nosotros, mira hacia adelante, que no te importe lo puedan decir de ti, por mi parte amig@, yo pienso continuar, y voy a explorar el mundo que se abre ante mí, con la fuerza y la pasión que tú, me ayudes a sentir.

Ánimo, hasta la cumbre subiremos, a lo más alto, lo vamos a lograr, nuestro sueño se hará de verdad y estarás tú, conmigo, recuerda que no hay nada imposible, créeme, si lo persigues, todo será diferente.

Por eso, nunca te desanimes, será un camino largo, con muchas dificultades, pero merecerá la pena; si te faltan las fuerzas, no me digas, que ya no podré mirar atrás y encontrar tu nombre sobre el horizonte, no me digas que no puedo estar sin ti, porque si te vas, si tú me dejas en este viaje, tu cálido recuerdo me perseguirá, andando mi camino, y sé que algún día, volveré a encontrarte, pues piensas como yo, somos almas gemelas, ¿verdad?.

Sigo buscando, seguimos buscándote entre las olas del tiempo, esculpo una mirada, a lo lejos, hoy tú rostro alegre al fin veré, el futuro se acerca, no importa dónde estemos, da igual dónde nos encontremos, en la penumbra y en la luz, en el error y el saber, en cada rumbo que marque mi destino, estoy contigo y te acompañaré.

Me siento ahora más cerca del mundo y de ti, seguiremos el rumbo, nuestro sino, es ver lo que ocurrirá por fin y llegará ese día en que nuestras ilusiones, en la vida, se convertirán en realidad.

Este camino no tiene retorno, ni falta que hace, pues hace tiempo que entendiste, que nada dura para siempre, pero nuestras obras, nuestro amor por ellas, pueden seguir vivas en los demás.

¡Vamos, vamos!, espera que te ayudo, toma mi mano, mira que poco nos queda, ya casi se ve el mar… No te rindas nunca.


No hay comentarios:

Publicar un comentario