domingo, 18 de septiembre de 2016

Lo inexplicablemente absurdo

Misterios, magias, curanderos, espíritus, fantasmas y videntes; cuántos de nosotros hemos visto un programa de televisión sobre todos estos asuntos, y nos ha picado la curiosidad de saber si puede ser real. Reconozco que son temas muy llamativos, que calan en nuestra mente, y despiertan nuestra curiosidad más remota; una duda eterna sobre si es real todo esto, en el fondo creo que nos gustaría que fuera auténtico, no sé si por curiosidad, por entrar en un mundo desconocido, por miedo o por querer dominar cosas, que están totalmente fuera de nuestro control, como la vida, la muerte, el amor, el tiempo, la suerte o el azar, etc. 

Como siempre digo, las creencias son algo respetable, siempre y cuando, no hagan daño a nadie, ni siquiera a la propia persona, aunque sea inconscientemente. Por ejemplo, podemos creer en los ovnis, hay muchos expedientes y casos sobre ellos, muchos fraudulentos, otros… con más consistencia, quizás, pero la verdad, es que poco más sabemos, pues, estos supuestos objetos, pueden ser una invención o creación del hombre solamente, no lo sé. Y ¿Si existe vida fuera de la tierra?, yo creo que sí, aunque sea microscópica, como en ciertos fragmentos fosilizados de rocas extraterrestres descubiertos. ¿Y vida inteligente?, pues seguramente, hay millones de galaxias, tantas, que yo creo que no somos los únicos, aunque, lo más seguro es que nunca lleguemos a tomar contacto, ¿quién sabe?. 

Respecto a los espíritus y fantasmas, más lo de mismo, millones de casos a lo largo de la historia, pero ninguno, probado y certificado científicamente, ni siquiera una simple grabación nítida y clara, no manipulada que abra la puerta a la duda, y menos en estos tiempos, en los que, con un ordenador se editan maravillas. Muchos testimonios, historias, deseos y miedos, que exista un plano distinto del que conocemos, pero la verdad, es que nada de nada. Lo más seguro, que la sugestión, el temor, las tradiciones, las enfermedades mentales y la incultura pongan mucho de su parte. ¿Es mentira todo esto?, tampoco lo sé, nunca he visto nada, ni han probado nada de manera tajante; realmente es un mundo etéreo, por tanto, como curiosidad o entretenimiento… puede valer, pero poco más. Tanto es así, que desde hace ya unos cuantos años, la fundación Educativa James Randi (JREF) paga un millón de dólares, a la persona, que pueda mostrar, en condiciones apropiadas de observación, un suceso o poder oculto, sobrenatural o paranormal… Han pasado multitud de personas y hasta el día de hoy nada, cero… Raro, ¿verdad?. 

Otro estigma del ser humano, son las supersticiones, creencias totalmente contrarias a la razón, que atribuyen explicaciones mágicas a ciertos fenómenos y objetos, que sin estar probado científicamente, rozan la estupidez. Como tener mala suerte por pasar por debajo de una escalera, o que te pase un gato negro por delante, o diez mil tonterías, por las que incluso, muchísima gente y animales han muerto, a lo largo de la historia; por culpa, de la estupidez del hombre (y lo malo, es que aún siguen creyendo en estas barbaridades).

Entonces, más allá, de la simple curiosidad o entretenimiento, el esoterismo y lo paranormal, se ha convertido en un negocio muy rentable, para muchísimas personas en el mundo. Son millones de humanos, que diariamente ponen su confianza en videntes, tarotistas, chamanes, y otros sucedáneos de superchería barata, que llegan a arruinar la vida de estas personas económicamente, entre otros. 

Yo me quedo alucinado, cómo un estafador de estos, echando las cartas, o con algún tipo de rito ridículo, puede aconsejar a una persona, de la que no sabe nada de su vida, excepto lo que le saca mientras habla, para que abandone un trabajo, para que deje al marido, se aventure a vivir con un desconocido o aún peor, que deje de ir al médico, pues lo que tiene es el famoso mal de ojo, que es el comodín más usado, por estos delincuentes. ¿Quiénes son estas personas para aprovecharse de las mentes más débiles?, para mentirles sobre el amor o decirles que les van a curar el cáncer terminal que sufren; eso es estafa, pero campan a sus anchas y hacen su agosto durante todo el año, ¿dónde está la ley en estos casos?, se amparan en la voluntariedad de las personas que los visitan, que son como consejos que ellos dan, que no cobran nada, solo reciben donaciones… Y ahí los tienes ganando dinero negro y reventando la vida de los demás. 

Realmente, son basura humana, capaces de hablar con prepotencia y falsa seguridad, aconsejando a tantas personas que buscan soluciones imposibles, por pura desesperación, o palabras que necesitan escuchar, aunque sean mentiras, y les perjudique, hasta el punto de deteriorar su propia salud. ¿Cómo se puede jugar con las inseguridades de las personas, con sus miedos, sacarles el dinero y quedarse tan tranquilos?.  Y esto no solo pasa con este tema, timadores hay de todo en esta vida, como los supuestos psicólogos que aseguran curar la homosexualidad, ¡qué aberración!. 

Así, existen enigmas y misterios sin resolver, cada uno que crea lo que quiera, como si quieres dedicar tu vida, a demostrar científicamente alguno de estos temas. Por ejemplo, a mí me llamó la atención el asunto de la Sábana Santa y sus investigaciones, que tienen muy buena pinta, yo estuve en Turín, a escasos metros de ella, en una ostensión, y al fotografiarla pude comprobar como se decía, que es un negativo, como el de una foto, bastante impresionante. Un Sudario muy estudiado por científicos importantes y ateos, que comprobaron, que efectivamente no se puede fechar por el carbono 14, y se cometieron muchos errores en su datación, que la remontaban a la edad media, lo cual deja una incógnita bastante inquietante sobre todo esto; si te gusta, te aconsejo que te documentes, porque para mí, es la única “prueba” física de una reliquia tan importante, estudiada por la ciencia, que revela datos sorprendentes a favor de estos temas, ¿será verdad?... 

¿Por qué me ha dado por escribir de estos asuntos?, pues porque también, es algo presente en nuestra vida diaria, y aunque sea algo entretenido, interesante, raro y pueda dar muchas ideas a las películas de miedo y otros géneros, no podemos perder el norte de nuestra realidad. 

Todas estas cosas, no pueden estar nunca por encima del hombre, no se pueden adueñar de su vida y controlar sus miedos; en estos submundos flota la mentira, la estafa y en el mejor de los casos el misterio y la mera curiosidad, de algo que es translucido y no podemos ver. No debemos convivir con fantasmas y espíritus que no sabemos si existen, una realidad que vive en nuestra ingeniosa imaginación, no podemos dejarnos llevar por la histeria y demencia de doctrinas, vagas creencias, que roban nuestra racionalidad y nos dejan anclados en las sombras, como en la edad media. ¿Y qué hoy en día demos tanta importancia a todo esto, y haya que seguir sufriendo, por algo tan absurdo?, lo que el hombre nunca ha comprendido o ha ignorado, siempre lo ha encasillado en el mundo sobrenatural o lo mágico, ¡craso error!. 

El ser humano, como responsable de este planeta (todos nosotros), debe dejar a un lado todas estas cosas, que nos dañan e incluso nos separan, para trabajar en nuestra realidad, que es, que mucha gente está necesitada, están sufriendo muchas injusticias, que seguimos maltratando a la naturaleza y sus animales. Desatarnos de tantas supercherías, miedos colectivos, creencias alimentadas por el temor a la vida y a la muerte, para avanzar hacia el futuro, en donde la mayor creencia sea un mundo mejor para todos y el mayor de nuestros miedos, sea el sufrimiento de tantos seres vivos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario