domingo, 29 de mayo de 2016

Respuesta del futuro

Hola, me he quedado impresionado al recibir tu carta, hoy es 18 de junio del año 2450 ó 2451, no lo sabemos exactamente, aquí está atardeciendo, perdona si mi escritura no es buena, pues hoy en día, ya no usamos la caligrafía como vosotros la conocéis, esa escritura desapareció hace mucho tiempo y usamos otros métodos que te serían complicados de entender. Es más, la carta me fue entregada en el más estricto secreto, porque está prohibido usar papel, y me llevó desde principios de año, descifrar bien el contenido de ella; también he tenido que aprender a usar esta caligrafía, como tener que hacerme con unos equipos muy antiguos, para que me ayudarán a descifrar el mensaje y por fin después de seis meses he podido hacerlo.

Conozco como vivíais hace 434 años, porque se conservan algunos datos de vosotros, te digo esto, amigo mío, ya que no tengo buenas noticias desde el futuro. Si decías que la situación era crítica en aquella época por el sufrimiento de tanta gente, cuatro siglos después, la vida no es que valga poco, es que en muchos sitios se comercia con ella, volviendo a la era de la esclavitud.

Durante un siglo más, continuasteis, con esos hábitos de vida, se siguieron logrando avances tecnológicos muy importantes y tu sociedad, cambió para encerrarse más en si mismo, sobre todo cuando empezaron a implantar esos dispositivos electrónicos en el cerebro, que revolucionó la forma de vivir la vida, con sólo pensarlo, podías encender la luz de casa o comunicarte con los demás, algunos decidieron desconectar de la realidad, enchufados a máquinas virtuales y viviendo una vida irreal, les llamaban zombis, porque es como si estuvieran muertos en vida, tanto es así, que no pudieron volver a vivir en el mundo real, aquello fracasó y se prohibió. La población aumentó y la decadencia creció, se redujo la cantidad de ricos, aumentando el número de pobres, de hecho hoy en día, no existe esa clase media de la que hablas, hay ricos, pobres y esclavos.

El sistema capitalista colapsó, pues el dinero no podía solucionar los problemas que se estaban generando, y no podían controlar a las masas, entonces evolucionó. Ya la moneda de cambio no era el dinero, sino que se pagaba con la propia vida, la gente loca por consumir, compraba todo lo que quería, dando a cambio años de su vida, sirviendo para las grandes empresas, y poco a poco se empezó a forjar una nueva esclavitud legalizada, que fue endureciéndose con el tiempo, con capacidad hasta de juzgar a las personas y sentenciar su tiempo de vida. Algunos pactaban consumir todo lo que querían hasta cierta edad, pagándolo luego en sus últimos años de vida, incluso donando sus órganos a las empresas para que comercializaran con ellos. 

No se puso remedio al cambio climático y subió mucho la temperatura, también el nivel del mar, pero no tanto como se esperaba y el alimento empezó a escasear, había menos tierra para los cultivos y el ganado, las reservas de agua dulce bajaron enormemente, se restringió su consumo y desde entonces nuestro cuerpo se adaptó a estar más deshidratados y nuestra morfología aún está cambiando, la esperanza de vida, cada vez más baja. Nuestro comportamiento fue castigado por la madre naturaleza y nos vimos forzados a vivir, bajo tierra.

Las guerras continuaban, pero ya no combatían seres humanos, eran droides un poco primitivos quienes iban a las guerras, pero si morían muchas personas. El terrorismo se incrementó demasiado, y aunque al principio hubo una unión entre países, creando una policía especial, se extendió tanto, que se tuvo que imponer la ley marcial, durante bastante años, al final comenzaron los problemas gordos y los países no se ponían de acuerdo, algunos se fragmentaron y otros se unieron, el mapa político mundial cambió y todo fue de mal en peor, hasta que llegó el Día Letal... 

... la humanidad no fue la misma nunca más...

No se sabe quién, soltó unos químicos que afectaron a la atmósfera, a la tierra y al agua, todo quedó como con menos color y el aire es difícil de respirar, muchas personas y seres vivos murieron.

El único continente que tiene algo de prosperidad es al que llamabais África, un continente que quedó desolado sin vida, pues hacía tiempo que la ayuda se cortó a estos países y casi todos murieron, los que quedaron fueron exterminados, porque los poderosos crearon allí una gran ciudad que resiste al clima y dicen que se vive incluso mejor que en tu tiempo, por lo visto buscan remedio para una cura, porque están enfermos, no sé. Nosotros, los pobres, que debe rondar el 95 % de la población mundial, no podemos entrar allí, es más, no sabemos ni dónde está en concreto esa ciudad.

No hicisteis las cosas bien, y ahora nosotros, vuestras generaciones futuras sufrimos las consecuencias, al menos, ahora sé que había personas que luchaban contra todas las aberraciones que cometisteis, puesto que esa parte era un poco como leyenda y dudábamos que estabais en contra de vuestro sistema, ojalá hubierais sido más así y menos egoístas. Pedir perdón, no sirve ya de mucho, pues hemos retrocedido en todos los aspectos, luchamos cada día para crear nuestra comida, pues ya no cultivamos, ni criamos ganado, entre otras cosas, porque hace tiempo que no vemos ni un solo animal.

Nuestro sistema de sociedad es muy básico y no tenemos la complejidad de la tuya, luchamos por sobrevivir, nada más, el tiempo de la alegría fue para vosotros, os lo quedasteis todo, estamos demasiados atareados en el alimento y en defendernos de ciertos grupos bárbaros, que arrasan con todo y practican el canibalismo.

Como ves compañero, cuando las cosas empiezan a hacerse mal, y no se corrige el rumbo, al final llega la cruda realidad, y lo pagan otros; esto es lo que decidisteis para nosotros, podíais haber hecho las cosas bien, era muy fácil, pero nos condenasteis.

Lo que más siento de todo esto, es que nunca leerás esta carta, porque la única tecnología avanzada que tenemos es la electricidad, y ni siquiera tenemos una red global como vosotros. No puedo retroceder en el tiempo, para dártela, pero me creí con la obligación, al menos, de contestarte, aquí quedará tu respuesta, junto a tu carta, testigos del paso del tiempo y la cruel historia de la humanidad. 


Por cierto, que sepamos, los coches nunca llegaron a volar. Hasta siempre amigo. 


15 comentarios:

  1. Este relato es tenebroso. Pero me hizo sentir que no está nada lejos de la realidad. Siento miedo de pensar que hay enormes probabilidades de que las cosas en nuestro mundo lleguen a tal término.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fernando, estoy de acuerdo contigo que este relato es tenebroso. Pero el autor se concentra mucho en el daño que los humanos estamos haciendo a el ambiente y como esto pone en peligro el futuro del hombre en la tierra. Sin embargo hay que tener en cuenta también que hay otras cosas que pudieran ponernos en peligro y que no tienen que ver con lo que el hombre esta haciendo. Ya esta bueno de echarnos las culpas y de quejarnos. En tiempos pasados, incluso cuando el hombre no existía, ocurrieron al menos seis extinciones en masas que borraron casi toda la vida sobre la tierra. Hoy nos encontramos en la misma situación. Estamos expuestos a impactos por asteroides, súper volcanes, pandemias, Alguna explosión de súper Nova, radiación del espacio. Cualquiera de esos acontecimientos pudiera acabar con la vida aquí en la tierra y no sería por nuestra culpa...En mi opinión el escrito de este señor es demasiado pesimista.....

      Eliminar
    2. ¿Tenebroso?, no podría ser más real, en un hipotético futuro; lo que pasa es que la gente no se quiere concienciar de esto, y lo único que quiere oír son cosas bonitas, pues atentos que este futuro, por desgracia, no esté tan lejos. Si lo escribo, es precisamente para animar a la gente a que reflexione y cambie, nada de pesimismos. Aquí hay realidad, ¿cuánto sufrimiento ves diariamente?, me parece que poco.
      El hombre tiene la responsabilidad de lo que pasa en este planeta, vamos toda la culpa, y lo que pueda venir del exterior, como meteoritos, etc, es verdad, pero no se puede cambiar, por tanto no me interesa, yo me centro, en el cambio del hombre, ahí si podemos evolucionar.

      Eliminar
    3. No estoy de acuerdo cuando dice que el hombre tiene toda la culpa con lo que pasa o pudiera pasar en el planeta. Como ya le dije, hay cosas que escapan a nuestro control. Por ejemplo, la explosión de un súper volcán ( existen unos seis en nuestro planeta) podría causar la extinción de la vida aquí en la tierra y nosotros no tendríamos nada que ver. Pasó en otras épocas y algunos científicos piensan que podría ocurrir dentro de los 400 años siguientes de su historia.¿Que hay de los virus? ¿Tenemos control sobre ellos? ¡No....! Pudieran causar una pandemia y borrarnos de la faz de la tierra. No obstante, tiene razón al decir que tenemos que tomar conciencia y tomar muy en serio nuestro futuro y el del planeta tierra...

      Eliminar
    4. Claro, ten en cuenta que hay cosas que escapan a nuestro control, muchas, como tú dices, pero es nuestro deber prevenir todo lo que se pueda. No se puede evitar la explosión de un volcán, o una riada, pero si edificar lejos de estos peligros o tomar mayores medidas; no podemos evitar ciertas enfermedades, pero si podemos dejar de comerciar con la salud y que sea la sanidad de una vez universal y gratuita; hay muchas cosas que se pueden hacer, mejor digo, ¡qué hay que hacer!, y en eso tenemos la culpa sólo nosotros. Todo sufrimiento inflingido por nuestro egoísmo o nuestra dejadez, es nuestra responsabilidad. Espero que me hayas entendido bien. Un saludo.

      Eliminar
    5. Estoy de acuerdo también con lo que dices, pero solo quería comentar que en lo que se refiere a la erupción de un súper volcán (hay al menos seis de estos monstruos en nuestro planeta) no basta con edificar lejos. Tendríamos quizás que salir algunos al espacio, o un refugio especial en nuestro planeta y esperar que la tierra vuelva a ser habitable. Los científicos creen que el último episodio de un súper volcán fue hace 70,000 años en Sumatra, Indonesia. El planeta se sumió en tinieblas por unos siete años, seguido por la edad de hielo que duro unos mil años. Se cree que la población humana quedó reducida a unas 10,000. ¿Fue el hombre culpable de esto? Seguro que no....Un saludo.

      Eliminar
    6. Obviamente no. ¿Pero no crees que, quizás, si la cantidad de millones de euros y dólares, que se malgastan cada día en cosas innecesarias, el tiempo que desperdiciamos y las fuerzas e interés que no ponemos en la investigación, se destinaran, por ejemplo a este caso que comentas, quizás, a lo mejor, podríamos llegar a protegernos de esto?. Para el hombre nada es imposible, sólo tiene que querer hacerlo, pero ese es otro tema. Un saludo.

      Eliminar
  2. Por eso tenemos que concienciarnos en cambiar, para que esto no pase. Gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  3. Saludos desde el foro de la Libertad un abrazo !

    ResponderEliminar
  4. Don dinero es el que manda en la sociedad de hoy,y la pena de la tierra es que tiene una plaga que haun teniéndolo todo sigue desbastando y destruyendo la tierra,y no tiene cura ya que el ser humano nunca tiene fin y quiere más y más, sólo codicia y poder que por desgracia del resto pagamos las consecuencias hoy y futuro tal vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, pero el pensamiento va cambiando, el problema que es muy lentamente. ¿dará tiempo a invertir el proceso?, ¿cuántas vidas se llevará todo esto?. Gracias por comentar.

      Eliminar
  5. thanks for sharing this article!!http://goo.gl/gDPBGW

    ResponderEliminar