domingo, 22 de mayo de 2016

¿Malos hábitos o buena vida?

Realmente es algo que no tiene mucha explicación, los seres humanos acumulamos una serie de malos hábitos en nuestra vida, con bastante facilidad, se pegan, o nos pegamos rápidamente como si fuéramos un imán al frigorífico. El hecho, es que muchas veces confundimos, malos hábitos con buena vida; antiguamente, se carecía de información frente a ellos, y aunque obviamente se intuía que no podían ser buenos, parecía que esa media ignorancia y falta de información, podría justificar su uso o consumo. 

Hoy en día, en pleno siglo veintiuno, si algo tenemos, es información, cada vez más y afortunadamente no deja de crecer. Y sin embargo, me llama poderosamente la atención, que seguimos practicando estos malos hábitos tan variados, que tantas veces nos parecen positivos, y que es como si no tuviera que ver, con lo que sepamos, es más bien con el control de un impulso irracional, la inevitable manera de refugiarnos en nuestros miedos, frustraciones, soledades, transgredir las normas o simplemente por aburrimiento.

¿Cuántos estudios se han hecho ya del tabaco? a pesar que, las tabacaleras no desvelan las composiciones de sus paquetes de tabaco y que a parte, estas varían incluso de un cigarro a otro, está más que demostrado, que tiene más de 4000 sustancias químicas, de las cuales más de 50 son cancerígenas, como el benceno, el fenol, la piridina, alquitrán, arsénico, tolueno, ácido cianhídrico, metanol, etc (veneno en estado puro); y sin embargo, la gente sigue fumando, ¿cómo puedes practicar este hábito tan dañino para tu cuerpo?, no lo entiendo. Sabemos que afecta a todo el cuerpo, que aumenta la probabilidad de cáncer de pulmón, de esófago, laringe, boca, de colon, de hígado, de estómago, de páncreas, cáncer de vejiga, que afecta al corazón, provoca arritmias, taquicardias, infarto, muerte súbita, disminución del flujo sanguíneo cerebral, hipertensión, afecta a los espermatozoides, a la piel, y un largo etcétera. ¿Y sabiendo esto fumas?, si dijéramos que te da un placer fuera de serie... todavía... ¿y además, se lo haces tragar a los demás?... es que no se que decir... ¿y hay mujeres que fuman embarazadas? con lo malo que es eso para el feto, ¡madre mía!, ¿pero qué clase de madre vas a ser desgraciada, qué desde antes que nazca, estas poniendo en peligro su calidad de vida, mujer miserable?, eso es amor al niño que llevas dentro, ¿no?... no me cabe en cabeza. Luego cuando crezca tu hijo, le dirás - hijo no fumes, no hagas como  yo, que es malo - alucinante, un vicio que cuesta engancharse, porque los primeros cigarros te asfixias al aspirar el humo, y es muy desagradable... ¿qué sentido tiene esto?.

Otra droga legalizada son las bebidas alcohólicas, ¿quién realmente prueba por primera vez una copa de joven y le gusta lo que está bebiendo?, otra estupidez, aunque aquí quizás, no sea tanto por el sabor y más por los efectos que produce, a mi juicio, no es más que un burdo intento, por modificar la realidad, de alcanzar una supuesta "felicidad". Lo que me llama la atención, es que la gente presume de haber salido un día y haber bebido tanto que no podía estarse de pie... ¿pero de eso vas a presumir, anormal?, ¿de beber alcohol y no poder ni andar?, es como si fueras más adulto, más machote, más mujer. El alcohol afecta también seriamente a la salud, al cerebro y al sistema nervioso, al corazón y al aparato circulatorio, al digestivo y por supuesto al hígado, que es el mayor perjudicado, sus células se hinchan, les obligas a fermentar el alcohol ingerido provocando isquemia y generando un hígado graso, que con el tiempo puede degenerar en hepatitis y cirrosis hepática (cáncer), entre otras... todo por sentirte mareado, con un puntillo así como gracioso, deshinibido y en el peor de los casos, coma etílico. Si estás embarazada, pues imagínate que barbaridad estás haciendo con tu hijo... ¿dónde esta lo bueno?, ¿dónde la recompensa de maltratar tu cuerpo cada fin de semana?; ¡con lo racional que tú eres!, a ti no te gana nadie a persona sensata, eres muy lista, ¿verdad?.

La Seguridad Social se gasta un dineral en atender estas enfermedades, ¿eso es justo?; pienso que no deberían ser tratadas de una manera pública, porque es algo que has hecho tú porque te ha dado la gana, te has reventado la salud, ¿y ahora quieres que te paguemos los tratamientos?, aunque, ¿es justo que el gobierno las permita y saque tajada de estas drogas legalizadas?, así no se puede. Aquí el primero, que está fallando y es un miserable es el gobierno, que no prohíbe estas sustancias, porque no le interesa, ¡demencial señores diputados, señor presidente!.

Estos son, uno de los dos malos hábitos más usuales, pero hay muchos más que van desde algo tan normal como tomar café, hasta llegar a las drogas duras, la marihuana, la cocaína, el éxtasis, anfetaminas, etc. Imagínate lo que produce esto en el cuerpo, hay que estar loco para tomarlas y el problema es que, por lo que se ve, vivimos en un manicomio. ¿Tan dura se te hace la vida, que tienes que escapar de la realidad, arriesgando tu vida cada fin de semana?; no escapes, entra en ella, y transfórmala, saca a relucir tus aptitudes, tu talento y haz de tu vida algo que merezca la pena.

Si el camarero de la barra del bar que frecuentas, te pone un vaso todos los días con un veneno para ir matándote lentamente, y tú lo sabes ¿lo beberías?, entonces, ¿por qué fumas, por qué bebes, por qué te drogas?.

No todos los malos hábitos, son consumir drogas legales o no, otros tienen que ver con la mala alimentación, ingiriendo una dieta rica en grasas saturadas, azúcares, harinas refinadas, picantes, etc, por las que nos volvemos locos, realmente el comer estos "alimentos" pueden llegar a producir más dependencia que una droga; ¿pero no ves que te vas a matar tío, con toda esa mierda?, eres lo que comes, de hecho como ya he dicho, más de una vez, aléjate de las carnes y acércate cada vez más a verduras, frutas y legumbres. Tu cuerpo te lo agradecerá, vivirás más años y mejor.

Otros hábitos tienen que ver con no realizar ejercicios y deportes acordes con tus posibilidades y edad, esto es muy importante, pero esas malditas chaise longue y la televisión enfrente, nos está recortando nuestro tiempo de vida. No respetar las horas de sueño, dietas milagro, no usar protector solar en verano, carecer de vida social pegado a un ordenador o compañía no apropiada, etc. Son hábitos muy variados, unos peores que otros , pero se van acumulando y va desgastando y dejando al límite, tu cuerpo cada día.

De todos, el peor hábito que existe y es invisible, es el no parar un momento, el estrés, este es un asesino implacable que se lleva la vida de miles de personas por delante. Tú estás viviendo la vida de un lado para otro, sin parar, esto, aquello, el trabajo, los niños, el perro, la familia, el dinero, y se forma una bola, que se materializa en estrés; como eres joven, y estás acostumbrado, no va contigo ¿verdad?, pues sin darte señales de vida, te quita la tuya, por eso "cuidadito", aprende a llevar una vida pausada, o acabarás en la caja de pino antes de lo que crees.

Si es cierto, que hay estudios que dicen,cuanto más desarrollado es un país, con un alto nivel de educación, muchos de estos malos hábitos van desapareciendo y la vida de esta población tiende a ser más madura y sana. Esto es cierto, yo lo he podido comprobar, cuanto más he subido hacia el norte de Europa, todo los hábitos han variado a mejor; si es cierto, que las normas son más restrictivas y se hacen cumplir. Porque, por ejemplo, cuando jóvenes alemanes viajan a Mallorca, rápidamente adoptan todos estos malos hábitos, y además en exceso, ¿no debería, no?.

Por tanto, los gobiernos, las leyes y el cumplimiento de las normas, también ayudan a crear una vida más sana. ¡Imagínate en el país en el que vivimos!.

Hemos pasado en pocas décadas, a tener de todo, y esto se nos está atragantando, viviendo de una manera desordenada; pero es verdad, que ahora sabemos como debemos vivir, para mantener un equilibrio mente-cuerpo y esto sirve para todas las cosas. Tenemos que enseñar a nuestros jóvenes, a practicar hábitos saludables, esos que nosotros no hemos tenido; que un joven con trece años comience a beber alcohol, a fumar o a trasnochar, es un fracaso de nuestras generaciones; no podemos permitir que esto siga ocurriendo, porque no traerá nada bueno. Pero para esto es necesario, que dejemos atrás este actuar, para que con nuestro ejemplo, ellos puedan entender las alternativas de la vida y no lleven una vida mediocre y esclava como la que llevamos nosotros.

Es necesario un cambio, dejar todas estas prácticas absurdas y tan perjudiciales que nos impiden centrarnos en lo importante, déjate de tonterías, la vida es muy seria y hay mucho trabajo por hacer, invierte el dinero y el tiempo de estos vicios, en vida para los demás, para el que te necesita. Date cuenta, que eso no te hará más feliz y solo sufrirás tú y los tuyos, solo traerá más sufrimiento a este mundo, que está pidiendo una solución a gritos.

Tomemos los buenos hábitos del pasado, unámoslos con la información del presente y construyamos un futuro distinto, una raza que sepa reeducar su vida, su pensamiento, su felicidad y podamos dejar esos malos hábitos y lleguemos a esa buena vida, lejos, de lo que esa mentira ahora significa.






No hay comentarios:

Publicar un comentario