Translates to your language

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Retraso mental

Lo lógico y lo natural en la vida de cada ser vivo, y en especial en la del ser humano, es que con la experiencia ganada con el paso de los años, se produce una mejora del individuo, una evolución mental, que lo convierte en un ser más efectivo y eficaz para desenvolverse en la vida y poder mejorar.

Por eso, en nuestro caso, que es el más evidente, no morimos cuando la juventud nos abandona y dejamos de ser fértiles o productivos, sino que seguimos durante bastantes años más, siendo útiles para la vida en general, pues si no fuera así, te aseguro que ese reloj que se activa para envejecer, nos haría caer rápido en la tierra sin retorno, pues lo que no es útil para la biología, es descartado raudo y veloz por ella. Sin embargo, los individuos que se acercan a la ancianidad y los de la tercera edad, están repletos de experiencia y por tanto son muy valiosos para la continuidad en la vida, de nuestra especie, pues guían los pasos de los más jóvenes en sus etapas de aprendizaje; y nunca dejamos de aprender, ¿verdad?.

Obviamente cuando uno aprende, que algo es negativo o perjudicial para su vida o para un colectivo, tenderá a no repetir esa experiencia, a evitarla y construir las barreras necesarias para alejarse de ese peligro o situación no aconsejable; de manera, que en el pasar de los años, y con un número tan elevado de personas existentes, lo lógico es avanzar hacia adelante, mejorando cada día y llegando a una sociedad más equilibrada, experimentada y justa.

Si esto fuera así, la sociedad a día de hoy, debería ser casi todo lo contrario de lo que es ahora, y por supuesto, tendríamos tal conocimiento y poder, que seguramente ya habríamos dominado todo nuestro potencial y los secretos del universo, no lo serían tanto, porque actuaríamos como una mente colmena.

Pero curiosamente esto, en nuestro caso, no es así, de hecho muchas personas, no por saber que algo les va a afectar negativamente o es malo, dejan de hacerlo, como por ejemplo drogarse o robar. Son mentes totalmente atascadas en una serie de problemas internos, que varían desde una depresión, o patología, pasando por una educación nula o son simplemente egoístas y oportunistas.

Afortunadamente no todos son así, existe el polo opuesto también; precisamente como hay de todo en este mundo, esta caótica situación, se asemeja a un mar con muchas corrientes, que chocan unas con otras, y al final, no se va para ningún lado, o te desvía de la ruta prevista e idónea que debería marcarse el hombre.

Lo que si observo, por desgracia, es que conforme hay una parte de la sociedad, como la tecnología y otras ciencias que avanza hacia esa mejora antes dicha, la mayoría de la tarta que conformamos en este mundo, estamos retrocediendo. Cambiar es normal, la humanidad, como todo en el planeta, se mueve, y siempre las generaciones separadas por lustros, son y se comportan de manera de distinta, para bien y para mal.

El retroceso mental del que hablo, es debido a muchos factores, sobre todo por la educación. Esta, desde hace ya un tiempo, no está siendo bien utilizada, pues no solo es que los padres o educadores no tengan los momentos necesarios para dedicar, el tiempo debido a los jóvenes, ni que las reformas educativas, como en este país, que van a peor, la deteriore íntegramente. Es que a esto hay que añadirle, que existe una educación paralela, que sobrepasa a todo lo anterior y es muy difícil de controlar, debido precisamente a la tecnología. La televisión, el móvil, internet, son herramientas que aun cuando se quieran vigilar, para que los menores accedan solo a lo imprescindible y positivo en su educación, son tan asequibles en cualquier parte, que dificultan en gran medida la labor educativa, haciendo un flaco favor a los más jóvenes, pues estos lo usan muchas veces en su propio perjuicio.

Con esto no estoy diciendo que la tecnología sea mala, al revés, pero el problema viene del poco control que tienen estas, por parte de los fabricantes, de los programadores, empresas, la familia y el estado.

De todas maneras, no me quiero centrar solo en la enseñanza… es que en pleno siglo veintiuno, continúan no solo una serie de educaciones rancias, sino también pensamientos y acciones que se vuelven a repetir una y otra vez, en la historia.

¿Acaso, qué la mentalidad del recién votado presidente de los Estados Unidos Donald Trump, sea compartida por millones de personas, no es un síntoma de un retroceso en el pensamiento de una nación?, se empieza así, democráticamente y puede acabar como en la Alemania de Hitler, cuidado, porque en aquella época no se pensaba tampoco lo que se iba a desatar… El tema, es que no dejamos de avanzar, para luego retroceder, y en medio de este movimiento, hay millones de personas que siguen sufriendo las consecuencias de todo esto.

Como el mar que antes dije, la humanidad no es capaz de llegar a un destino unido y comprometido con la paz, la igualdad y la evolución; porque siempre se construye, para que otros lo tiren todo abajo, con sus intereses. Y estamos en un momento de retroceso, como en el agua, como en la orilla del mar… la crisis, el neoterrorismo, las guerras y sus refugiados, la separación entre países y regiones, el deterioro de la educación, el creciente paro, la pasividad e impotencia del pueblo ante lo que pasa en la tierra, etc… Un mundo totalmente conectado por la tecnología, pero cada vez más separado y vacío. 

Con todo lo que está viniendo, se avecina tormenta, y no quiero ser apocalíptico, pues mi intención no es asustar a la gente, ya que estos males se han repetido cíclicamente en la historia de la humanidad. Pero creo que la cosa va a seguir empeorando por el momento y me da miedo por lo que dije antes, la cantidad de personas que están sufriendo y las futuras generaciones que también lo van a sufrir.

Sin duda, yo siempre apelo al cambio, porque también tenemos esa capacidad, y no podemos volver a permitir que estas mentalidades sigan gobernado la vida de todos, cayendo en estos bucles estúpidos y costosos para el planeta. No podemos seguir ignorando la experiencia ganada durante tantos miles años. Señores, señoras, si seguimos tirando del carro cada uno en una dirección, al final estaremos siempre en el mismo punto y el resultado es el que vemos cada día.

Corrupción política, niños y adultos muriendo de hambre, incertidumbre, maltratos, sufrimientos, odio entre nosotros, desconocimiento, jóvenes sin valores y sin ganas, guerras, muertes, miedos… Situaciones que siempre han estado presentes en la historia, pero que cada ciertas épocas, se conjuntan de tal manera, que dejan a la humanidad y al planeta sumida en el terror y la destrucción.

Como siempre volvemos a perder de vista quiénes somos, y participamos en el juego de los gobiernos, de los bancos, al juego de la guerra, de la ignorancia, de la derrota y el egoísmo. Perdemos todo el contacto con nuestro entorno y la naturaleza, nos aislamos de los problemas, y nuestro retraso mental se hace aún más patente, convirtiéndonos en seres totalmente dependientes del sistema, ¿cuántos de nosotros sabemos hacer una raíz cuadrada que no sea simple?, ¿para qué, si tengo la calculadora a mano?, ¿o cuántos números de teléfono recuerdas?, si ya están todos en tu móvil, ¿verdad?, no es que sea algo importantísimo, pero denota el “atontamiento” en el que estamos entrando a pasos agigantados, con individuos cada vez más huecos e inhumanos en sus comportamientos e intereses.

¿A dónde nos llevará todas estas situaciones que estamos viviendo y se están agravando cada año que pasa?, ¿en qué se convertirá el ser humano?...

Cada vez que intentas realizar tus deseos por encima de cualquier otra consideración, la sociedad se vuelve más caótica, y contribuyes a que el progreso de la inteligencia humana sufra una creciente involución, y tu mente deje de avanzar para retroceder mentalmente un poco más, ¿lo notas?.

Piénsalo, ¿te sientes identificado?, entonces... ¿qué vas a hacer?...


2 comentarios:

  1. Saludos, Bueno para compartir y lo haré, yo le llamo a eso: "Alienación"
    Bendiciones, sigue avanzando.

    ResponderEliminar