miércoles, 9 de agosto de 2017

Y si fuera…

Estaba pensando hoy, ¿y si todo lo que ocurre en el mundo es normal?, me explico, vamos, lo que debe pasar, visto lo visto, y que nada ni nadie cambia, puede que yo sea el que estoy equivocado. Al igual que hay contraposiciones en esta vida, existiendo el blanco y también el negro, encontramos el agua pero asimismo hallamos el fuego, el calor y el frío, e incluso situaciones que nos gustan más y otras menos… quizás donde yo solo veo caos, muerte y sufrimiento, lo único que hay es un equilibrio que ha funcionado así durante miles de años con el ser humano en la tierra.

¿Y si fuera cierto?, y deben existir explotadores y explotados, jefes y subordinados, la verdad es que observando la naturaleza, puedo reconocer este mismo patrón muchas veces, como en cualquier agrupación de animales, siempre hay un dominante y otros que están por debajo que son dominados y sufren los caprichos del sujeto alfa, así encontramos la reina y zánganos en las abejas, también en una manada de lobos o por ejemplo, en los leones marinos, siempre con sus excepciones y particularidades.

Es muy simple, con nosotros coexiste la muerte y la vida, de hecho en nuestro propio organismo están muriendo células y otras están naciendo en todo momento, tanto es así, que hay otros microorganismos e incluso también nuestras propias células, que pueden acabar con nosotros.

¿Y si estuviera equivocado entonces?, ¿y todo lo que ocurre no es más que una serie de actos y consecuencias dirigidos por nuestra genética y la ley del más fuerte?, esa misma manera que tiene la madre naturaleza de llevar nuestro destino… no sé qué pensar…

Yo cada día me veo nadando contra corriente, respecto a la injusticia social y por eso muchos escritos míos tienen esa componente de lástima, de melancolía porque el hombre no cambia… a lo mejor todo está bien, y es mejor aceptar las cosas como vienen, al fin y al cabo, solo somos personas que viven cierto tiempo en este universo del que desconocemos todo. No sabemos por dónde vamos, qué tenemos que hacer o dónde habría que poner los límites para que todo fuera diferente… pero, ¿las cosas han de ser distintas?, ¿por qué habrían de modificarse, si el hombre parece que se encuentra cómodo en la situación en la que vive?...

¿Y si fuera yo el que está confundido?, es más, ¿y si yo fuera un error de la naturaleza por pensar así?, ¿si mi forma de ser podría ser una neurosis o un síndrome, e incluso algún tipo de enfermedad mental?... puestos, y viendo la realidad de esta sociedad, si el que no encaja soy yo… entonces, no va estar todo la humanidad equivocada y yo no, demasiada prepotencia por mi parte, ¿verdad?.

Por eso sigo pensando, ¿y si fuera normal que el hombre entre en guerras?, hasta nuestro propio cuerpo combate contra virus y bacterias, ¿y si fuera lógico no atender a la gente sin hogar?, siempre ha habido pobres por nuestras calles. ¿Y si fuera racional que cada persona solo mire por sus intereses?, a lo mejor el egoísmo no es más que una elección, que se nos concede para poder disfrutar más de esta vida, ¿quién sabe?...

¿Y si fuera natural dejar morir de hambre o enfermedad a tantas personas en el mundo?, siempre ha pasado también y seguirá así, la verdad es que somos muchos en este planeta, quizás demasiados, ¿y si fuera normal que dispongamos de los animales como nos dé la gana?, hay que tener en cuenta, que aunque son animales como nosotros y sienten igualmente, tenemos la capacidad de dominarlos de una manera u otra, para eso somos la especie más evolucionada, para poder hacer lo que nos de la gana, ¿quién nos lo puede prohibir?.

¿Hay alguna ley en la naturaleza que nos diga que no podemos hacer algo de esto?, en realidad tengo que aceptar que es así, no hay unos mandamientos de cómo vivir o cómo tratar la vida ajena. Podemos actuar como queramos y luego pues… se apechuga con las consecuencias, lo único que puede pasar es que mueran más seres vivos y a muy malas que nos extingamos algún día, y eso sabemos que ocurrirá seguro, ¿cierto, o no?.

Entonces me siento, y mi mente se acalla por un momento, nada ni nadie está obligado a cambiar, ¿entonces con qué autoridad digo las cosas que escribo?, es solo un pensamiento, una ilusión en mi cabeza y como dije antes, contraria a los demás… por tanto, apenas debería dejar pasar la vida como viene, con todo lo que eso conlleva, pase lo que pase; tirarme al río y dejar que la corriente me lleve… en el fondo todo sería más fácil, mis preocupaciones se desvanecerían y quizás ya no pensaría que estoy enfermo de la cabeza por pensar de manera distinta, ya no me sentiría solo…

… …

En principio ya no tendría más que añadir, pero siento decirte amig@, que luego pienso, que si hemos llegado con tantos avances hasta la actualidad, es porque mucha gente también pensaban como yo, si no, las personas de color seguirían siendo esclavas, las mujeres no tendrían el derecho al voto, la homosexualidad seguiría siendo una enfermedad, no existirían las asociaciones y ONGs, etc., realmente si me pongo a pensarlo, prácticamente la gran mayoría de las cosas buenas y caritativas de las que disfrutamos hoy no existirían, si no hubiera habido personas que nadaron contracorriente en su día… por eso entiendo, que no estoy equivocado y aunque no hay más normas que las que ha inventado el hombre a conveniencia, y es cierto que yo no puedo obligar nada a nadie, si es verdad que somos seres evolutivos.

Si no hubiera sido por este avanzar en nuestro desarrollo mental, las ganas de superarse y las emociones de empatía que nos otorga la biología, seguiríamos prácticamente colgados de los árboles y nuestra sociedad, no sería lo que es hoy en día. Si tenemos acceso a tantos pensamientos y deseos buenos, si la naturaleza nos lo ha concedido, significa que podemos seguir progresando y nos toca seguir evolucionando, para saltar de este Homo sapiens sapiens en el que estamos atascados e impide cualquier mejora a un nuevo ser, como yo llamaría el Homo sapiens summo, la evolución superior de lo que hoy somos. Con unas capacidades mayores que quizás si concuerden más, con el pensamiento de muchas personas que ante todo no tienen miedo a los cambios, que comprenden que el amor, la compresión, el respeto y la solidaridad son la solución a los problemas, cuando se ponen en práctica.

Entender que es hora de realizar lo justo y no dañar a ninguna criatura de este planeta, pues la vida es preciada y debe ser respetada por igual…

¿Y si fuera como digo yo?... ¿y si estuvieras equivocado tú y tú?... entonces podría tener razón, encajaría en las piezas del puzle y lo que muchos piensan ahora, ya no sería ir en contracorriente y ahora sería una minoría, esa que desprecia la vida y es tan egoísta, la que se ahogará algún día en su propia maldad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario