miércoles, 22 de junio de 2016

El juego atrevido de la ignorancia

La frase de que la ignorancia es muy atrevida, es totalmente cierta, y esto me preocupa demasiado; porque hay muchísimas personas que juegan con ella todos los días.

Claro, lo primero es saber, ¿qué es la ignorancia?, pues es la falta de conocimientos en particular, o de cultura en general. La persona que ignora algo no lo conoce o no lo comprende, por lo tanto, puede considerarse en sentido absoluto o respecto a un contenido concreto.

Recuerdo el caso de un pastor, que fue multado con pena de cárcel por recoger del campo un poco de la flor de manzanilla, para hacerse una infusión. Por lo visto, una flor que estaba protegida desde agosto de 1998, pero claro, este pobre hombre alejado de la urbe, y toda legislación tan cambiante, allí arriba, en el monte entre pastos, era ignorante, no tenía conocimiento de que habían prohibido recoger este tipo de planta, como hacia cada vez que la necesitaba. Tuvo una gran polémica en los medios de comunicación y al final fue absuelto del delito, pues como decía su defensa, "el Estado español no puede exigir que sepa latín, cuando apenas se ha preocupado porque aprenda el castellano, y lo sepa leer y escribir".

Obviamente, si no conoces algo, en principio no se te puede achacar culpa alguna, aunque siempre dependiendo de la situación ocurrida. En el caso del pastor, es lógico informarlo primero y darle un aviso para que no cometa esa infracción, pero hay otros muchos casos en donde muchas personas, hacen de la ignorancia su vida, como si eso le fuera a exculpar de las cosas que hacen o las que no.

Con tantos problemas en el mundo, a veces pensamos, que el ser ignorante es la felicidad, un poco como ese refrán, "ojos que no ven, corazón que no siente". Puede parecer que es verdad, que mientras menos sepamos mejor, total, no puedes hacer nada y al final el mal trago te lo llevas tú; pero todo esto es una equivocación muy grande, es como si, por no decirte que tienes un cáncer, ya no te vas a morir, ¿no crees?, el cáncer seguirá ahí y si no actúas, te matará.

Pues el problema con la ignorancia no es sólo la falta de conocimiento, ya que, eso tiene fácil solución, con informarse, buscar o preguntar; si no más bien, es no querer salir de ella, no desear conocer lo que está pasando. Tener una actitud pasota y egoísta con tu alrededor, aparte, esta ignorancia continuada te hace equivocarte de manera reiterada, pues no sabes lo que haces y eso no te justifica; pero no sólo eso, es que normalmente, la persona ignorante es la primera que siempre mete la pata y salta en una discusión, queriendo anteponer ideas mal formadas con gran prepotencia, de ahí, frases como la que dije antes, "la ignorancia es muy atrevida", u otra muy graciosa, "o es un ignorante o miente que es peor".

Millones de personas viven así, hipnotizados por la televisión y su mundo perfecto, la moda y su mundo vacío, con la tecnología como si eso le diera superpoderes, cuerpos perfectos, sin interesarse por los problemas ajenos y cercanos a ellos, les da exactamente igual lo que pasa en el mundo y lo que pueden hacer. Este es un juego peligroso, porque no saben que la espada de Damocles está balanceándose encima de sus cabezas y ellos pueden ser los siguientes en caer, entonces, exigirán ayuda rápidamente.

¿Y qué le dices a alguien así?, si no quiere cambiar, es su vida y así quiere vivir, pasando de todo o incluso perjudicando el avance de la sociedad; un parásito de este mundo, que la sociedad acoge con gusto, porque no da problemas aparentes, donde hace todo lo que quieren los señores poderosos. Trabaja, consume su dinero, muere por su equipo de fútbol, es devoto de la Semana Santa, llora con la imagen de la virgen de no sé qué, le encanta los carnavales, mucha diversión, beber todo lo que pueda, mucha telebasura, cumple con las tradiciones aunque puedan sufrir animales, no le interesa la cultura y que a poder ser el niño con la consola o el móvil, que no le moleste demasiado.

Por eso, hoy en día, nadie puede esconderse bajo la manta de la ignorancia, ya no está justificada, la información fluye a través del aire en las ondas del wifi o del móvil, es más, debería combatirse y perseguir a toda persona que siguiera escondiéndose tras ella. Esto que parece una burrada, por eso, sólo se podría cumplir, si antes los gobiernos invirtieran en incentivar la educación, penalizar ciertos programas de televisión, etc, pero claro, no lo van a hacer, porque no les interesa, quieren un pueblo con la mente plana.

¿Entonces?, llegamos a un punto muerto, en donde los que pueden cambiar esta situación, no lo hacen, los que son ignorantes por obligación, seguirán atados de manos, los que quieren serlo, seguirán con sus malos hábitos pasotas y destructivos. Por otro lado, están los que quieren cambiar el mundo y destruir la ignorancia a base de odio y violencia, algo contradictorio también, y los que estamos en medio, luchando, informando y actuando pacíficamente para abrir la mente a tantas personas.

Todos metidos en un saco, revueltos y metiéndonos patadas sin sentido, para defender nuestra forma de vida, una única especie, pero intereses tan distintos, ¡qué lástima!.

El personaje de Homer, retrata muy bien el perfil de esta sociedad, da miedo pensar en un mundo lleno de gente así... 


Por eso la solución a este problema tan importante pasa por la aplicación de nuevas leyes que defiendan la vida y promuevan la educación, reformar la educación, más educación y priorizar la educación sobre estos temas a edades muy tempranas (y recuerdo que empieza en casa), acceso a la información y a su verificación, tomar conciencia sobre este asunto e integrar la tolerancia al otro y exigir soluciones locales, los problemas que nos afectan son cada vez más globales pero las soluciones pueden ser locales, casi individuales; ante la ignorancia, los gobiernos o las instituciones no pueden, ni quieren actuar solos, todos formamos parte de la solución y tenemos una enorme fuerza a la hora de enfrentarnos a ella.

La mayoría de las personas desconocen los problemas que hay en sus provincias, en sus barrios, problemas que pueden arreglarse con la ayuda de todos.

Al fin y al cabo, un problema que afecta al mundo de manera global, y que hace que mueran millones de personas y animales cada día, parece que tiene más bien, una solución más personal, que otra cosa.

No juegues con la ignorancia, no mires para otro lado, no hay algo más triste para la raza humana y el planeta, que ser un ignorante y traspasarlo a los niños. No ocultes tu propia ignorancia, descúbrela y ponle remedio... es la única manera de avanzar y pasar página... recuerda que tu ignorancia provoca el sufrimiento de muchas personas... reflexiona, por favor.












No hay comentarios:

Publicar un comentario