miércoles, 5 de julio de 2017

Algunas aclaraciones

Conforme pasan las publicaciones, las visitas aumentan y los comentarios también, la gran mayoría son muy buenos, otros difieren de alguna de mis posturas, totalmente respetables y algunos pocos directamente, realizan una crítica destructiva, con exigencia incluida… lo cual, estos últimos, me dejan asombrado y es por eso, que en este post me gustaría aclarar mi forma de pensar sobre ciertas cuestiones que van saliendo; porque yo creo que hay gente que no entiende ciertas cosas que digo, por más que las explico, no hay manera.

Lo primero que quiero decir, es que yo respeto cualquier comentario que se haga, siempre y cuando no falte el respeto ni a mí, ni por supuesto a mis lectores a los que tanto agradezco, que me lean cada semana. Yo creo que hay tantas opiniones como personas, casi todas respetables, pero como ya he dicho antes, no voy a tolerar insultos o formas de pensar que me parecen denigrantes para una persona o colectivo de estas. Que nadie se confunda, el hecho de que mi blog hable del cambio, de la tolerancia, del amor, de la empatía, el respeto y una evolución a mejor, no quita que acepte ciertas actitudes retrógradas y humillantes. A ver señores, yo no intento ser cristiano, yo pienso que la justicia debe aplicarse en este mundo, con todo el rigor y la autoridad hasta machacar al que ha cometido un delito o ha dañado a un ser vivo (y hay muchas maneras).

Ya dije una vez, que yo distingo dos tipos de personas en general, las que tienen un pensamiento positivo, que quieren siempre ayudar, construyendo una sociedad mejor, sin ir inyectando veneno por todos lados por donde pasan, y por otro lado, la gente mala que lo destruyen todo, que son egoístas y por supuesto no quieren cambiar. A estos últimos, los considero rivales míos y de la sociedad en general, y sinceramente no creo que haya que tener compasión de ellos, pues una vez vista su actitud y el daño que siguen haciendo sin arrepentirse, lo único que aportan es sufrimiento y muerte día tras día a tantas personas, animales y al planeta en general.

Eso de amar al enemigo, es para el cristiano… que tampoco es capaz de cumplirlo, porque es absurdo, entonces que nadie me venga por aquí dándose golpes de pecho, pues si alguien te pisa, tú apartas el pie y te defiendes como es natural en el ser humano. Amar al que origina el daño, no hace nada más que perjudicar a la persona que lo intenta practicar y engrandecer al maldito energúmeno que está aprovechándose de la situación. La única manera de mejorar, no es agachar la cabeza y dejar que te maltraten, si queremos cambiar las situaciones injustas tenemos que revelarnos, luchar, para que las cosas buenas prevalezcan; si señores, el bien también tiene que luchar, no por venganza, pero si para restituir tanto sufrimiento causado y mantener a raya a tanta persona malvada que hay desgraciadamente en este mundo.

Otra cosa que me llama la atención es el fundamentalismo religioso que tienen muchas personas, en mi experiencia, una gran mayoría de países de América central y de América del sur, en donde el odio que muestran hacia ciertos temas, como por ejemplo, todo lo que contraría a las iglesias cristianas, es inversamente proporcional a lo que dijo Jesucristo precisamente sobre el amor al otro, el respeto y la compasión. Escuchar por ejemplo, comentarios de deseos de muerte hacia los homosexuales, con un odio extremo, o simplemente escribir la palabra amén en un comentario de una publicación que no tiene nada que ver con este término, me deja perplejo y da miedo pensar hasta dónde puede llegar todo esto. Así que si vas a comentar algo así, ahórratelo e invierte el tiempo mejor, intentando salvar alguna vida con tus propias manos y si no, muérdete la lengua, a ver si con suerte te mueres con tu propio veneno y no haces daño a nadie más.

Respecto a la religión, también me gustaría dejar claro mi pensamiento, porque a algun@s parece que aún no les ha quedado claro mi postura. Yo antes creía en dios, estoy bautizado en la iglesia católica y así me educaron desde pequeño, conforme pasó el tiempo, me comprometí a descubrir a ese dios y a seguir las enseñanzas de Jesús, porque quería hacer el bien y ayudar a los demás… después de mucho años, nunca experimenté de ninguna manera a dios, tan solo me autoconvencía de lo que deseaba que existiera, defendía ante la gente algo que ni yo mismo me creía en el fondo, porque no tenía pruebas, entonces sin ninguna demostración sólida en tantos años, después de rezar, conocerme la biblia al dedillo e “intentar” ponerla en práctica, solo experimenté la realidad del lavado de cerebro que me quisieron hacer, gente mala, egoísta, que únicamente se preocupaban de pedirle a dios salud, dinero y amor para ellos, todo muy hipócrita y sin una pizca de humanidad. Vi cómo me sacaron el dinero a mí y a los demás, mis bienes materiales y lo más valioso, años de mi vida; siempre intentando que no razonara, lo importante era dios ante todas las cosas… al final se impuso la lógica y entendí que para hacer el bien no hace falta ninguna religión, de hecho, estas al final lo único que quieren es poder y dinero, para variar. Digo esto porque lo sé a ciencia cierta, y algún día quizás, os cuente cosas muy concretas y graves, para que le ayude a más de un@ a abrir los ojos.

Yo no sé si dios existe, la verdad es que ya ni me interesa, no voy a perder más tiempo buscando algo que nunca se ha podido probar en la historia del hombre, adorando imágenes de manera ridícula, como ocurre aquí en España en tantas romerías y procesiones, algo que no me parece de personas adultas, pues cada año que pasa, se le presta más atención al alcohol, a las drogas, al sexo, rivalidades, arrogancias y jolgorios en estas fiestas, que poco tienen que ver con lo que predicó Jesús. Prefiero gastar mi tiempo y mi dinero en ayudar al que lo necesita, seres vivos reales, cerca mía y que están sufriendo por nuestra culpa; por eso, menos lágrimas de cocodrilo delante de una imagen de madera y más colaborar para hacer de este mundo un sitio mejor para todos, y si no ayudas cierra la boca, échate a un lado y deja trabajar a los demás. 

Como comprenderás no estoy a favor de las religiones, su adoctrinamiento, sus persecuciones a todo el que no piense como ellos, la sangre que derraman y la manera en la que meten sus zarpas en la política, para seguir manipulando el mundo, dejando claro el interés de estas. Sin embargo, a mi me da igual en lo que creas, en dios, en el karma, en el universo, la vida, en el hombre, o en nada... eres libre, yo apruebo una creencia personal, la respeto mientras solo se quede en eso y no haga daño ni a esa persona, ni a los demás; en el momento en que estas personas se reúnen y quieren imponer sus normas y sus dioses a la sociedad, para mí son basura a eliminar, y lo siento por el que no le guste oír esto, pero yo trato siempre de ser clarito, porque hay demasiadas vidas en juego, ¿a qué tú valoras la tuya?, pues ya sabes... respeta y no impongas, ¡porque ya está bien, hombre!.

Cada uno sabrá lo que hace, este es mi pensamiento, al enemigo ni agua, pero a la gente de buena voluntad o que quieren cambiar a un mundo mejor, adelante, para mí, merecen todo el respeto y no dudes que lo que pueda hacer por ellos, lo haré. 

No pararé de hablar donde haga falta de la necesidad de pasar página de una vez por todas, la cuestión es, tú que lees esto, ¿te vienes conmigo?...

8 comentarios:

  1. Claro que si te sigo leyendo porque estoy de acuerdos con tus escritos , aprendo y además me gusta la sinceridad y la sencillez de cómo escribes. Adelante y buenas noches + Pasar página.

    ResponderEliminar
  2. Claro, conciso y preciso. Yo soy Cristiano, pero no por eso soy idiota. Creo en Jesucristo y en nuestro Dios. No los he visto pero la fe me dice que algo hay. Escribo como tú, aunque ahora casi ni escribo. En mi opinión, el ser humano inteligente sabe lo que debe hacer a cada momento, independientemente de sus creencias. Soy de los que NO pongo la otra mejilla al que me hace daño, y soy enemigo de mis enemigos. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, un cristiano sincero, me alegro de que lo comentes... entonces, ¿crees en dios y sigues a la iglesia o vas un poco por libre?.

      Eliminar
    2. NO SIGO A NADIE ,PERO SI COMPARTO ESA FILOSOFIA DE VIDA,SOMOS MENTES UNIVERSALES Y NO DEBEMOS DEJARNOS ENCLAUSTRAR POR LINEAMIENTOS DOGMATICOS QUE LIMITAN LA LIBERTAD DE EXPRESION Y EL LIBRE ALBEDRIO DE NUESTRAS EXIXTENCIAS.

      Eliminar
    3. Me parece genial, gracias por comentar Alcides.

      Eliminar
  3. Interesantes aclaraciones. Es admirable que tengas tantos ánimos de aclarar tu forma de pensar que no es otra nada más que basada en la lógica y en la buena voluntad, porque como bien dices al principio aunque quieras ira aclarándolo todo resulta que a veces "no hay manera" y en realidad es que lo que no hay -creo- son ganas de entender la lógica de las situaciones.
    Sabido es que es más cómodo criticar que pensar.
    Saludos y gracias por tus aportes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Carla por tu comentario, me anima a seguir escribiendo. Gracias.

      Eliminar