miércoles, 24 de mayo de 2017

Matrix

Cuando en una conversación de las mías, me sale comentar por alusiones la temática de la trilogía de las películas de Matrix, de las hermanas Wachowski, muchos me dicen, - ¡uy!, quita, yo no entiendo esas películas, con tantos tiros y saltos raros -, y me da pena, porque los disparos y efectos especiales aunque son espectaculares, no son el corazón de estas películas.

La filosofía que encierran es impresionante y describen en un futuro apocalíptico, que le ha ocurrido al ser humano y cómo se comportan. No voy a destripar la película entera porque ya tiene unos cuantos años y la mayoría la habrán visto, pero no tantos parecen llegar a comprender su significado y similitud con nuestra sociedad.

Dentro del gran programa Matrix, que está controlado por otros programas informáticos, el ser humano vive una realidad como la que tú y yo experimentamos cada día, las mismas sensaciones, sin saber que están engañados, pues en verdad viven en una realidad virtual, que les oculta la evidencia de sus vidas, y es que son esclavos de las máquinas para producir energía.

Matrix fue diseñada en nuestra época, simulando los mismos patrones de conductas y las mismas situaciones que vivimos hoy en día. También, hay una serie de personas que no están dentro de este programa y que intentan liberar a los demás (¿os suena del mito de la caverna de Platón?).

El problema es que estos rebeldes deben luchar contra estos programas informáticos que protegen Matrix y además cualquier persona que esté dentro de este mundo virtual, se convierte también en su enemigo. Luego, ya viene la historia de Neo que es el elegido para salvarlos a todos, etc.

Si os fijáis bien y trasladamos el guion a nuestra vida, pasa exactamente lo mismo, este planeta está controlado por una serie de personas, de familias ricas, gente poderosa que manda y ordena cada día, que es lo que se tiene que hacer, distribuyéndose el territorio, como si estuvieran jugando al famoso juego de estrategia Risk. Para ello cuentan con un montón de organizaciones, corporaciones, empresas, bancos, políticos, etc., que ejecutarán todas sus órdenes para asegurarse que el sistema sigue funcionando según sus deseos.

Luego encontramos a la mayoría de las personas (la población en general), que aceptan sin problemas todo lo que se les ha inculcado, mentiras y mentiras, en todos los ámbitos de la vida para poder ser controlados; para ellos, las cosas son como son, y siempre seguirán así. Exactamente igual que en la película, lucharán y matarán por defender, lo que les han dicho que tienen que hacer. Estas personas totalmente ciegas, como norma habitual, no se cuestionan la veracidad de las cosas, bien por el lavado de cerebro que tienen y otros, por miedo a la represión del sistema.

Por último, se encuentra la gente que se pregunta, que se revela ante el procedimiento montado, y que intentan ver la verdad y mostrársela a los demás; enseñarles que somos unos esclavos, viviendo una vida de servidumbre, para esta pirámide de gente que devora todo lo que se produce y no tiene ni la más mínima compasión por la vida. Rebeldes, que son vigilados por las instituciones y gobiernos, atacados por la propia población, que sienten que estas personas, no vienen a liberar sus mentes, sino a hacerles daño y destruir su sociedad de “confort”, por poco que tengan. 

Así, en esta situación, nos encontramos en el mundo; desgraciadamente no existe un Neo que nos salve a todos y sea capaz de liberarnos de esta trampa mortal. En la vida real, este personaje deberán ser muchas personas que vayan cambiando de mentalidad, que sean capaz de abrir su intelecto, más allá de los límites que nos imponen y las creencias que ya no tienen sentido.

Entonces, dejarán atrás la creencia de que tiene que existir un dios, para aceptar que somos seres finitos y que la muerte está a la puerta de la esquina, sin más divagaciones. 

Entenderán que el dinero no es más que un control que no está regulado y no es obligatorio para nadie, y dejarán de pedir a los bancos un dinero prestado, que ni siquiera ellos tienen, con el que nos esclavizan toda la vida.

Intuirán que en el comercio no todo es válido, y la sobreexplotación de recursos es crimen que tendrán que pagar más temprano que tarde.

Comprenderán que la pirámide alimenticia, está obsoleta y que matar millones de animales, solo tiene consecuencias negativas para la salud, el medio ambiente y el hambre en el mundo. 

Con tantos compuestos químicos con los que nos están matando, la alimentación será más sana y ecológica.

Sabrán que la educación estaba envenenada para hacer obedientes ciudadanos y ser manipulados fácilmente.

Que muchas de las tradiciones dañinas, juegos, hábitos y deportes no son más que distracciones, mientras ellos consumen el mundo con sus habitantes dentro.

Que la guerra nunca puede ser la solución y la competitividad, dará paso a la cooperación, para llegar a ser más libres…

Mientras tanto, si eres un liberado, un rebelde, no te desanimes, vas a encontrarte a la masa de la ciudadanía en contra tuya, analfabetos y estudiosos te odiarán por tener gustos diferentes, por no ver dioses entre las estrellas del universo, por cambiar los hábitos que tanto daño hacen a todos… irán por ti, te insultarán, te dirán que eres un ignorante o un prepotente por cambiar tu vida según el sentido común y el respeto a la vida… pero no te cabrees (porque dan ganas y a veces a mí me ha ocurrido), pasa de todos ellos, sigue ahí, mostrándoles a los demás cuantas cosas hacen mal.

Porque llegará el día, que nuestros jóvenes odien a sus padres por estar sumergidos en un sistema que lo está reventando todo, cada vez serán más numerosos, entonces la estructura de los ricos caerá y al fin se producirá el ansiado cambio… y la humanidad será libre de si misma.

La elección es solo tuya... abre tu mente.

4 comentarios:

  1. No he vistola película Matrix, más te leo y te comprendo perfectamente y además tambien lo pienso igual que tus escritos. Si tenemos que abrir la mente . Gracias por la excelente publicación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti y te invito a que un día la veas.

      Eliminar
  2. Un excelente ejercicio de la crìtica, develando los codigos ocultos para muchos. un abrazo. esperamos nuevas publicaciones.

    ResponderEliminar