miércoles, 29 de marzo de 2017

La duda

Los lectores que me siguen semanalmente ya saben a grandes rasgos lo que pienso yo de las religiones, y en particular de la católica, que es la que conozco mejor, pues es con la que he crecido hasta llegar a ser un adulto.

Me gustaría aclarar, que yo no es que no crea en un dios, es que simplemente no sé si existe, después de haberlo buscado, no tengo ninguna prueba racional y que tenga peso, para creer en él. Por supuesto, pruebas científicas ¿no hay? de su existencia, tan solo podemos remitirnos al estudio de los textos antiguos y de la historia, para poder entender mejor lo que pudo pasar, su validez, y lo que realmente querían decir en aquella época, pues su pensar era distinto al nuestro, como el de las generaciones futuras será diferente al actual. Guste o no, eso es lo que hay, y por supuesto, por otro lado está la fe, algo personal en donde nadie se puede meter, pero que no sirve para probar empíricamente la existencia de dios.

¿Qué ocurre entonces?, lo que yo siempre recalco, es que no podemos dejarnos llevar por algo que no sabemos si existe o no. Algo etéreo para nosotros, no puede gobernar nuestras vidas con doctrinas divinas y juzgar el qué hacer diario, de las personas, es totalmente absurdo. Para mí, creer en un dios no es bueno, ni malo, mientras sea algo interno, personal, que no dañe ni siquiera a la propia persona que así piensa; yo no siento ningún odio hacia las creencias, pues además, ¿a quién no le gustaría que existiera un dios bueno y una vida eterna?.

Es de tontos no querer a un ser superior que te dice que te quiere, que te guía y encima te enseña que en verdad, tú nunca morirás, porque tu espíritu es eterno… eso sería genial, ojalá fuera así. Pero la realidad que vivimos, es por desgracia algo muy distinto, primero sigue sin haber pruebas, y segundo, las instituciones religiosas a lo largo de los siglos, se han aliado con la política, persiguiendo y masacrando a millones de personas en todo el mundo, en el nombre de dios. Por tanto, esto me lleva a dos conclusiones, o dios existe pero no es bueno y por eso vivimos en este mundo tan miserable (pues si fuera bueno, no permitiría que hubiera tanto sufrimiento), o las iglesias de este mundo están dominadas por simples hombres, que dicen hablar por boca de dios, pero que es mentira, e incluso se llegan a creer sus propias aberraciones, por tanto dios no existe, al permitir tales perversiones. En los dos casos, no me es válido, todo lo contrario, lo veo como algo negativo para la sociedad.

Porque, si han derramado tanta sangre, TODAS, y su doctrina no ha servido para cambiar el mundo, entonces está claro que no sirven para nada, solo para provocar más caos en este mundo donde vivimos.

Hay otra cuestión que me llama mucho la atención, sobre este tema, y es que muchísima gente cree en dios, pero no en la iglesia, o en las instituciones religiosas; claro, esto me provoca un duda curiosa, porque teniendo en cuenta que un niño no nace con el concepto de dios, sino que es algo que se aprende, como todo en esta vida, me surge la siguiente pregunta, ¿si la iglesia me ha “enseñado” quien es dios, y yo no creo en la iglesia por las barbaridades que comete?, ¿por qué voy a creer en él, si su enseñanza y su existencia proviene de esa misma iglesia?.

A ver si me explico bien para que me entendáis, las personas que dicen que creen en dios, sin seguir a la religión de donde procede, se están contradiciendo, ¿no?. Es como que han cogido la parte, que les ha interesado y lo demás lo han desechado, incluido la propia iglesia; es como un dios particular, creado de una doctrina proveniente de otra creencia… respetable, pero a mí me parece también bastante absurdo.

Porque si lo primero es malo o dañino, todo lo que parta de ahí, seguirá siendo igual de perjudicial, pienso yo. Y la verdad, es que conforme pasan los años, viendo la realidad de la vida y todo lo que acontece en ella, la necesidad de creer en dios, es para mí, aún menor si cabe; es que sinceramente, a mí no me aporta nada… algunos dirán que le aporta paz y esperanza, bueno, vale, vuelvo a decir, respetable, pero… ¿esa paz, esa esperanza sirve para mejorar este mundo, o solo sirve para que sientas unas cosquillitas en la cabeza y puedas dormir tranquil@ cada noche?.

A mí sinceramente, no me sirve, pues vivir en paz dentro mi burbujita, sin más, no me parece, porque creo que es una postura muy egoísta, mientras otros sufren, ¿no crees?.

Por eso no nos podemos quedar obnubilados con la mera imagen de un dios que nos quiere mucho, porque, en verdad, nunca ha arreglado los problemas de este mundo. Porque mientras tantas gentes deciden ocupar su tiempo en rezar, para que todo cambie, hay personas que están muriendo, y no necesitan de un rezo, que ni siquiera se sabe si es efectivo, lo que precisan es que vayas hasta donde están ellos y se les ayude física y mentalmente, aunque sea solo con tu maravillosa compañía, pues la soledad y el desprecio son muy malos compañeros. 

¿Entiendes que quiero decirte con esto?, es que hay unos problemas muy graves, muy serios, que ni los políticos, ni los ricos, ni las religiones les interesa solucionar, aunque a veces lo parezca. Porque si no, ya se hubieran arreglado hace ya bastantes siglos… somos nosotros, eres tú, el que tienes que convertirte en el salvador de esta sociedad, no a golpe de biblia, doctrina, sura, oración, o lo que quieras; si no a través de tus manos, auxiliando al necesitado, a través de tu boca, demandando una solución, pidiendo ayuda, de tu corazón y compasión para entender que la vida depende de ti.

La existencia es corta, y no sabemos si habrá algo más, de hecho, afirmar algo de lo que no se tiene experimentación o la carencias de pruebas sólidas, pero sólidas de verdad, (no de un libro que dice, de uno que vio, a no sé quién hace dos mil años), no libros escogidos y manipulados a voluntad, pues, no es lógico… Esto por mucho que se quiera, no puede ser bueno, y si tú crees de verdad en un dios bueno, que desea que hagas el bien, ¿a qué estás esperando, por qué no lo haces?, a mí me parece muy incongruente todo, ¿y a ti?.

¿Qué es más importante, alimentar y sanar al pobre, al necesitado de lo que le falte, o predicarle que cuando se muera le espera un cielo, que ni siquiera sabes si existe?, señores estamos en este mundo para ser razonables, me da igual si crees en Jesús o en Alá, no nos peleemos por eso, carece de importancia. Lo realmente vital eres tú, el otro y el de más allá; la vida de los seres vivos, y practicar una justicia para que todos, tengamos la oportunidad de vivir muchos años, con la mayor calidad posible y el amor de nuestros semejantes.

Por eso termino diciendo, que por mucho que tú te lo quieras creer, siempre estará la misma duda, porque nadie ha visto nada… ponte seri@ por un momento, no hay pruebas, solo textos y más textos, aun cuando tú lo desees con todas tus fuerzas, no va a cambiar la cruda realidad, esa que sabes, que te vas a morir y seguramente no haya nada más; porque no está probado, por desgracia para todos. Es como si yo te quisiera convencer por ejemplo, de que el agua puede prender una vela, ¿verdad que no tiene sentido?, hasta que no lo veas, no lo podrás creer, como es normal. 

Pero lo que no me cabe la menor duda, es de lo que tenemos que hacer aquí, en este pequeño planeta sumergido en el gran universo, ¿sabes?, yo te tengo a ti, y tú me tienes a mí, eso sí que es real y ahí podemos actuar fácilmente.

¿Existe un dios?, no lo sé, y visto lo visto, cada día lo dudo más, pero no me importa, lo que me preocupa es que tantas personas pongan a un dios no comprobado, por encima de la propia vida, eso y solo eso debería quitarnos el sueño.

Esta es la evolución que hace falta, este pasar página, que varios países ya han iniciado, y el cambio ha sido muy significativo, como en Holanda, Finlandia, Noruega, Australia, Dinamarca, etc.

No es malo dudar, lo malo es quedarse empeñado en no querer descubrir la verdadera realidad, haciendo de este mundo una pesadilla, donde unos dañan a otros y la civilización no puede avanzar; no quieras seguir encendiendo una vela con un vaso de agua...

2 comentarios:

  1. Una lectura de esas necesarias, que muchos necesitamos. Como decía en Fb, si creemos en nosotros en nuestro poder creador y transformador, para qué creer en ese dios!! si realmente actuamos desde el amor, siendo conscientes de las consecuencias de nuestros actos para qué valernos de una figura externa, cuando muchos de los que creen en la iglesia o en dios no son capaces ni de compartir ni un euro ni un centimo con el necesitado... cuando están actuando llenos de rencor, de enemistad, llenos de maldad o envidia. Toda mi familia cree en Dios, acuden como borregos a la eucaristía, me enseñaron a ir solo a la iglesia, a no perderme ni un solo sermón del cura, pero yo me revele, con muy pronta edad le pregunte a mi madre ¿por qué te arrodillas ante una imagen? incomprensible para mi en ese momento rezarle a un trozo de madera, esculpido por las manos de un posible pecador, y cubierto de pintura. Me aleje de todas esas deshacertadas creencias y hoy por hoy mejoro como persona creyendo en mi, creyendo en el ser humano y luchando por un mundo mejor.

    ResponderEliminar
  2. Mejor dicho imposible, gracias por comentar Oscar.

    ResponderEliminar