domingo, 23 de octubre de 2016

La vida es injusta

Muchas veces he escuchado a gente comentando, ante la maldad de ciertas personas, ante hechos delictivos o barbaridades que claman al cielo, la expresión, - la vida es justa, llegará un día en que pagará por todo lo que ha hecho -. Yo sinceramente pienso que no es así, considero la vida como algo impresionante y maravilloso, pero si algo no es, es justa.

Está claro que una persona que comete una serie de actos malos en su vida, o que ha maltratado a muchas personas de su alrededor, tenderá a recoger la antipatía de los demás y en caso de delito, puede ser pillado por la policía y acabe pagando parte de lo que ha hecho (lo que mal empieza, mal acaba)… Vale, está bien, es lógico, pero de ahí, a que una justicia divina, un karma o energía reguladora, el destino u otra fuerza desconocida, caiga sobre él, para que pague por lo que ha hecho en esta vida, lo siento, pero yo no lo veo.

Y la prueba de que la vida es injusta la vemos cada día, en personas cercanas, en los telediarios, en los reportajes sobre mafias y estafas. La mayoría de ellos salen ilesos de la justicia de los hombres, pasan los años y no veo, que en sus vidas, les ocurra algo que pueda hacerme pensar en esa justicia que flota por el ambiente.

He visto jefes comportarse como verdaderos mafiosos, y ahí siguen, con una gran vida y buena salud, y sin embargo, también he visto, magníficas personas que los han sufrido y ahora ya están bajo tierra, esa es la realidad, ¿acaso eso es justicia?, no es cuestión de desear la muerte a nadie, pero hablando de este caso, ¿quién merecería morir antes, o quién merecería vivir más y mejor?... ¿Sabes qué?, que no lo veo, creo que la vida es muy injusta. Podrías decirme que una persona que se comporta como un tirano, no puede ser feliz en su vida y que en su día a día lo acaba pagando, vale… Es verdad que a lo mejor, pues no puede ser feliz, pero sigue fastidiando a los demás, infringiéndole sufrimientos a sus trabajadores, sin que ellos puedan hacer nada, ¿dónde está ese equilibrio del que hablan?; y no me digas que en el más allá, a mí eso no me sirve, yo me centro en este mundo, que es lo que vivo y donde tengo la “certeza” de que existo, ya que los problemas hay que resolverlos aquí, en esta realidad conocida, donde sufrimos los seres vivos.

Solo hay que ver la cantidad de asesinatos que hay, que aun cuando se encarcele al culpable, eso no va a devolverle la vida a la víctima, una vida única, preciosa, que sin tener culpa alguna, ya no sigue con nosotros; sangre derramada porque un asesino quiso apropiarse del poco dinero que llevaba encima, ¿dónde está la justicia?, ¿quién le repone la vida al inocente?, la vida es injusta.

O la cantidad de personas que pasan hambre o enfermedad tirados por la calle, mientras la gente se compra un móvil que le cuesta 800 ó 1000 euros. O incluso a un nivel superior, ricos que derrochan el dinero en verdaderas pamplinas, mientras estos pobres mueren cada día postrados como basura, sin siquiera una caricia de compasión, ¿es la vida justa?.

La cantidad de políticos que roban el dinero de nuestros impuestos, se tiran la vida padre, mientras precisamente un padre, tiene que repartir a sus hijos en casa de sus familiares para que puedan comer, y los primeros ni siquiera van a la cárcel, eso también es justo, ¿verdad?.

Todas las personas que sufren guerras, que no la han iniciado, mientras los verdaderos culpables están sentados en sus casas a muchos kilómetros de allí. Millones de muertes innecesarias, vidas desperdiciadas que tenían mucho que aportar a este mundo, pero que dejaron de respirar, porque un tirano, un magnate o un político ha dado la orden de guerra, para su propio beneficio, ¿quién es el que debería estar muerto?...

¿Por qué nacen personas con enfermedades tan graves y dolorosas?, personas buenas que sufren cada día la tortura en su cuerpo, cuando otros mismos con una maldad tremenda, tienen una salud perfecta o pueden costearse un tratamiento para esa enfermedad, ¿aun te sigue pareciendo justo?.

¿O por qué un inculto que solo sabe darle patadas a un balón e incluso ha evadido impuestos a hacienda, gana tanto dinero?, y un médico que lucha cada día en el tercer mundo por salvar vidas, y ve como se le mueren niños de enfermedades ridículas para el primer mundo, gana una mierda de sueldo; justo, justo, ¿no?.

Y si hablamos del tema de los animales, que sufren abominaciones, tales, que si tuvieras conocimiento en este momento del dolor, caerías al suelo en el momento. Ahora mismo, AHORA mientras lees esto, miles de animales están siendo torturados, apaleados, abandonados, quemados vivos, le arrancan la piel de cuajo, viven desesperados en jaulas donde pisan sus propias mierdas, ahogados, ahorcados, descuartizados y triturados vivos, acuchillados con saña y otras aberraciones que hoy las redes sociales sacan a la luz, y ni siquiera por eso se detiene tanto horror. 

Tantas personas secuestradas, acosadores, pederastas, policías corruptos, racistas violentos, niñas violadas una y otra vez, mutilaciones y asesinatos, en cada minuto que pasa de tu reloj, ¿quién paga todo esto?, nadie, los causantes libres por el mundo, tiñen de rojo y muerte todo lo que tocan. La vida no es justa. 

Y así puedo seguir diciéndote, ejemplos y ejemplos, algunos los conocerás, muchos otros no, y casi la totalidad de estos crímenes y abusos siguen en el anonimato y la oscuridad.

Personas y animales que están ahora mismo temblando de miedo, tiritando de fiebre, agonizando de dolor, sin entender porque tú, estás tan tranquilo en tu casa viendo la televisión o comprando cosas que no necesitas, y no les ayudas. Sus vidas, se apagan en este instante, cerca de ti, nunca las conocerás, ellos existieron y murieron sin derechos, sin voz, sin poder elegir, todo lo contrario de lo que te pasa a ti; mira el reloj más cercano que tengas, ¡míralo!, cada segundo que pasa, esto sigue ocurriendo, necesitan tu ayuda, ¡porque se están muriendo!, ¿entiendes?.

¿O no lo entiendes, o no lo quieres entender?, si no te levantas del sofá y empiezas a ayudar, si no cambias ya tu estilo de vida, seguirá todo igual, y los segundos seguirán sonando de dolor, mientras ves el partido del fútbol que echan hoy por la televisión, pasando del tema.

La vida es injusta, realmente es escandalosa, porque de por sí la naturaleza, es muy cruel muchas veces con los seres vivos, por eso es injusta, pero para contrarrestar esa ignominia natural, existe el ser humano que desgraciadamente, no cumple con su misión, tú no cumples con la labor que deberías hacer, para con los demás. Crees que porque pagas tus impuestos y cuidas a tus hijos, ya tienes derechos a todo y no tienes que hacer nada más; ¡qué lástima!, estás muy equivocado y por eso, el mundo sigue siendo injusto; así seguirá también para tu descendencia y la culpa la tendrás tú.

Has tenido la suerte de no haber nacido dentro de un agujero, y eres “libre” para hacer muchas cosas, pero si te fijas hay muchos agujeros negros y profundos a tu alrededor, con personas y animales atrapados dentro y si tú no te asomas, y le tiendes una mano para salir, morirán en poco tiempo. Si todos nos dedicáramos, solo a sacar algún ser vivo de un agujero en nuestra vida, ¡solo uno!, la vida sí que sería justa y podrías seguir viendo los partidos los domingos. 

Hay personas que piensan precisamente que la vida es injusta, y por eso mismo, se creen con el derecho de tratar a los demás de la misma forma, escucha amig@ mi@, si la vida es injusta contigo, tú no seas injusto con la vida, porque en esa vida que desprecias, estamos todos nosotros, que tampoco tenemos culpa de los avatares de esta vida.

Por eso, pienses una cosa u otra, nos queda una cosa por hacer, luchar, luchar para nivelar esta injusticia con nuestras propias manos; unirnos y luchar contra todo aquel que revienta el mundo, enseñar a los demás a darse cuenta de la necesidad de actuar, de cambiar ese egoísmo, que mata a millones de seres todos los días.

¿Te has sentido útil alguna vez?, yo no lo sé, pero si te digo que eres imprescindible y necesari@ para convertir este mundo, en un lugar lleno de justicia. Yo por mi parte quemaré mi vida, luchando contra todas estas injusticias, y si te colocas aquí junto a mí, conmigo, lo conseguiremos antes, salvaremos muchas vidas y le enseñarás a esta sociedad dónde se oculta la verdadera felicidad, entenderás por qué habita el hombre en el universo.

¿Sabes?, funcionas a un treinta por ciento de tu capacidad, puedes y debes hacerlo con más eficacia, porque tienes el potencial dentro de ti para transformar el mundo que te rodea, anda se valiente y cambia, si no la vida seguirá siendo injusta… y eso, no es justo.


2 comentarios:

  1. Comparto todas y cada una de tus reflexiones. La vida no es justa, tampoco injusta. La realidad es un continuo temporal, azaroso, que solo el cerebro racional del ser humano intenta dotar de significado. A nivel moral, lo que se entiende como "hacer el bien" no conlleva otro tipo de Karma, que el sentirse feliz por ayudar a los demás. Nada más, sin esperar una justicia, divina o humana, que nos recompense. Es la sensación de bienestar y alegría interior el único premio. Muy buen texto, y muy bien expuesto. Saludos!

    ResponderEliminar