domingo, 14 de agosto de 2016

Gracias por este medio año

Han pasado ya seis meses, desde febrero, que inicié este Blog y comencé a publicar, con el único propósito de compartir mis pensamientos y reflexiones, de lanzar un globo sonda, a ver si volvía una respuesta de vuelta ... y así fue.

Si en mayo, cuando publiqué el post de agradecimiento a vosotros lectores, habían visitado la página 6.500 personas, ahora, en solo tres meses después, son más de 28.000 personas las que siguen leyendo este Blog (multiplicándose por cuatro y pico, el numero de visitas), sólo en EEUU, son más de 11.000 almas. La verdad es algo que nunca habría imaginado; ya sabéis de que va este blog, y de lo que me siento más orgulloso, es sin duda, sentir que no estoy solo, que hay muchísimas personas que comparten mis ideas y yo las suyas, que entienden que la vida es mucho más de lo que presenta esta sociedad.

Realmente la semilla está sembrada en muchos corazones, que no encajan en este mundo, he podido comprobar que hay personas que llevamos grabado en el ADN, un concepto diferente de la vida, en donde la simple aceptación de las cosas, no basta, no vale.

Agradezco todas vuestras respuestas a través del Blog, del Facebook y Google plus, son comentarios impresionantes, yo estoy aprendiendo también mucho con vosotros, de gente tan diversa, de tantos sitios del mundo, es algo realmente grande. En donde este que escribe, no tiene mucha importancia, pero la reflexión que genera y la respuesta, hacen ver que en muchas personas se está gestando un cambio a mejor, quizás aún pronto para notarse en esta sociedad, pero llegará el día en que seamos más y se perciba.

Es curioso, a veces, cuando le doy al botón de publicar, ¡clic! ... cierro los ojos, pensando, ¡verás la que me va a caer con este post, me van a decir de todo menos bonito!, pero luego, conforme van pasando las horas, comienzan a surgir los me gustas, los comentarios, realmente casi el cien por cien, muy buenos y entonces, respiro tranquilo y pienso que merece la pena dedicar tiempo a esto.

Porque a veces no es fácil, la cabeza se queda en blanco, y no surge nada, también es muy difícil no repetirse cada semana; pero mira, las ideas van apareciendo, y se conectan para dar paso a una reflexión con mucho sentido, aunque yo no sea escritor profesional, pero hago humildemente lo que puedo.

Es verdad, que a veces alguno me comenta, que de vez en cuando publico un post, que no parecen mío, porque tienen un tono más fuerte, más vehemente y quizás más coloquial; pues si, es cierto, pero yo no veo nada de malo en eso. Los humanos tenemos un gran problema y es que nos acomodamos física y mentalmente con mucha facilidad, por eso, a veces, mis publicaciones, son pequeños terremotos, para espabilarte, porque es verdad, que la rutina de la vida, nos adormece y paraliza este cambio al que queremos llegar.

Esta poca gente no llega a captar mi pensar, creen que yo vivo amargado, en un sin vivir y quiero lavarle el cerebro a los demás, nada más lejos de la realidad; es cierto que al observar el mundo, si lo vivo con cierta preocupación por todo lo que acontece, y el sufrimiento que hay, pero también me fijo en lo grandiosa que es la vida e intento ayudar a los demás en todo lo que puedo. Me dicen que en la vida, hay que dejarse llevar y aceptar como decía antes lo que hay, pues yo, ante eso digo ¡NO!; jamás aceptaré el sufrimiento malintencionado, la maldad de ciertas personas, siempre lucharé para acabar con todo lo que no tiene sentido en la razón humana. No puedo aceptar que cada día mueran miles de niños en el mundo por hambre, ¡algo horroroso!, porque no tengan atención sanitaria, porque haya gente que muera de soledad o por el maltrato y abandono animal tan enorme, que la especie humana infringe a nuestros compañeros de vida, que tienen el mismo derecho que nosotros a existir y ser respetados. 

Me he fijado que las personas como yo, tenemos quizás un sentimiento de empatía demasiado desarrollado, y nos tomamos muy en serio el sufrimiento del otro, hasta el punto que parece que el problema es nuestro. No sé si eso será bueno del todo, pero hay una cosa clara, que es ese sentimiento aumentado, el que me impulsa a moverme, a actuar y a hacer realidad pequeños cambios, hacia mí, hacia personas o a distintos seres vivos directamente, mejorando sus vidas notablemente, y me siento muy orgulloso de ello.

Por eso, lo que algunos lo ven como una amargura o un querer cambiar a los demás, es todo lo contrario, es la fuerza que me empuja a cambiar para mejorar mi vida o la de otros, algo muy distinto de los que piensan de la otra manera, que aceptan y no se mueven, no cambian y no hacen nada por transformar el mundo, encerrados en su egoísmo.

Y no me engaño, este proceso conlleva también sufrimiento, pero una vez vencido, se convierte en la alegría más grande, cuando da fruto. Por ejemplo, yo recojo un gatito de la calle enfermo y con un ojo fuera, su mirada pide ayuda, su expresión es de dolor y necesidad, ahí existe un sufrimiento, ¡Dios! pobre animal, me dan ganas de dejarlo allí, pero me enfrento a ese dolor (del que todos huimos), tomo al gatito en mis manos y me lo llevo al veterinario, se le hace una primera cura, todos los días le doy su tratamiento a la horas previstas, se opera y un mes después ... ese animal está sano, tuerto, pero rebosa salud y alegría, la expresión de su cara ha cambiado y os aseguro que lo demuestra cada día.

Ese sentimiento me empujó hacia un sufrimiento, a primeras me detuvo, pero luego entré en él, y lo destruí desde dentro, saliendo fortalecido personalmente y con un resultado maravilloso, reflejado en aquella criatura agradecida. Fortalecido y preparado para ser más adulto y responsable con el mundo que me rodea; no os podéis imaginar la sensación tan grande que se puede llegar a sentir, cuando tu vida, tu ser, tú, en definitiva, ha sido capaz de variar lo que estaba mal, lo que se derrumbaba, y con una simple ayuda, ves como una estrella que vacilaba, volvía a brillar como la propia luna.

Siempre hago mucho hincapié, hablando del universo, porque es verdad, no es algo metafísico, ya os lo he dicho, realmente somos energía y polvo de estrellas, vivimos en el cosmos, y él te rodea por todas partes. Aquí, están todas las respuestas, sin duda, cuando mejor podemos tomar conciencia de esto, es en la noche, en la oscuridad del cielo, el brillar de las estrellas y el reflejo de la luna, que te dicen lo magnífico que eres, lo precioso y único de tu ser; lo pequeño que eres, pero al igual que una estrella, puede convertirse en una gigante roja, tú también puedes convertirte en un ser grandioso y hacer verdaderos milagros, siempre recordando, que esa gigante roja, luego decrecerá a una enana blanca, que emanará una luz pequeña pero pura, así, esto nos recuerda, lo frágil que somos y cual es nuestro destino.

Por eso yo te invito a que brilles con fuerza, brilla, brilla, no dejes de brillar a tu alrededor, porque no sabes cuando te apagarás, pero si haces esto, cuando te quede poca luz que dar, te darás cuenta que con todo ese brillo, has encendido muchas otras estrellas, habrás traspasado tu calor y vida a los demás. 

Gracias por seguir pasando página, por estar ahí conmigo, seguiremos por este camino andando juntos, visitando lugares distintos, diferentes y algunos hasta nuevos, a ver hasta donde nos lleva ... seguro que será fascinante ...

Y si queréis que hable de algún tema en concreto, me lo podéis comentar como siempre.

       Seguiremos cambiando, hasta que el mundo también lo haga ...




4 comentarios:

  1. Felicidades y sigue avanzando, ten siempre presente que no a todos les vas a caer bien, que no todos estarán de acuerdo con lo que haces, pero tu trabajo no es agradar a los demás, tu trabajo es amarte y agradar solo a Dios. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta como piensas y como escribes, enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Yo con poder escribir ... ya me vale. Muchas gracias.

    ResponderEliminar