lunes, 1 de agosto de 2016

De mi amigo Transmutador

Primero y antes que nada me gustaría dar las gracias a Pasar página por haberme abierto las puertas a expresar lo que pienso y siento en su Blog. Soy Transmutador del blog creadordellaves.blogspot.com.es, espero que os guste.

La Libertad de Expresión

¿Quién ahoga la palabra cuando esta sabe nadar?, ¿quién es capaz  de poner grilletes al aire?.

La libertad de expresión a mis ojos es una enorme arma del hombre de la cual hay que dar un buen uso. Los grandes artistas y científicos, las grandes mentes de la historia, inquietas y curiosas, críticas sin temor, han cambiado el mundo. Pero esto en ningún momento les ha sido fácil a ninguno de ellos.

Creemos que hoy en día vivimos en un mundo donde somos capaces de expresarnos con total libertad, pero yo creo que esto no es así.  Poseemos grandes medios para hacerlo pero estamos demasiado condicionados por nuestro modelo de enseñanza, por nuestra cultura y nuestra sociedad como para comenzar a hablar de libertad. El hombre masa, las modas, los medios de comunicación, anuncios y últimamente, lo políticamente correcto marcan la diferencia en nuestra forma de pensar. La corriente nos arrastra fácilmente hacia la orilla y el miedo nos ayuda a no desafiarla. Nuestra mente ese palacio donde solo nosotros reinamos, continuamente está siendo bombardeado con sutiles y no tan sutiles proyectiles de condicionamiento.

Nos enclaustramos en uno mismo, aceptando y llegando incluso a amar una vida impuesta por decisiones que tomamos en base al miedo y al condicionamiento.

Quizás penséis que esto no tiene que ver con el título, que de alguna manera me estoy confundiendo, pero no es así. La libertad de expresión no solo parte de la idea de ser capaz y tener el derecho de expresar lo que sientes y piensas, si no que parte de la idea de dar tu mejor punto de vista con un pensamiento sin miedo ni condicionamiento que aporte nuevos valores. Para luchar en contra del sistema y de los estigmas de uno mismo hay que aprender a relajarse y comprender que no siempre se tiene razón. Tenemos que implantar un pensamiento más analítico y conversar para así escuchar distintas impresiones.

 Podría hablar mucho más sobre este tema, pues invita a filosofar y eso me encanta, pero se bien que el exceso de contenido no es leído  y por ello me dispongo a terminar, pero no sin antes dirigirme a ti diciéndote:

Haz de que tus palabras sean tuyas, intenta no hablar ni tomar decisiones en caliente. Indaga en él  porque de las cosas. Haz de tus palabras un arma. Desarrolla un pensamiento libre de todo condicionamiento y manipulación. Aporta tu esencia y solo así serás capaz de ejercer la verdadera libertad de expresión.


Gracias Transmutador, magnífico post sobre el último tema que yo refería, me ha encantado, espero que sigamos colaborando, seguro que aprenderemos mucho juntos. Os aconsejo que entréis en su blog, pues no tiene desperdicio.





No hay comentarios:

Publicar un comentario