domingo, 10 de julio de 2016

¿Quién soy yo?

Yo pienso que es una de las preguntas más importantes, profundas y necesarias, que podemos hacernos, por eso creo, que es de obligado cumplimiento, que a lo largo de tú vida profundices en ella, para llegar al conocimiento más profundo de tu ser.

Un conocimiento, que aunque está ligado con lo más espiritual del hombre, jamás se puede separar de lo que somos en sí, por eso esta cuestión debe abarcar todo, y digo todo; no se puede separar en el hombre, un plano espiritual o mental, de uno material, todos somos una única cosa, un solo ser.

Por eso, te pregunto, ¿quién eres tú?, y ante esto, puede que te sientas como Alicia en el país de las maravillas, confundida, sorprendida y prepotente, cuando la oruga azul le cuestionaba con esta pregunta, pues la oruga la interrogaba de una manera agresiva y contundente, como si supiera ver antes de tiempo, la respuesta de la niña.

¿Quién eres?, un ser biológico, ¿quizás?, un simple cúmulo de células que viven en sincronía, un ser espiritual atrapado en un trozo de carne, ¿tal vez?, un agregado de experiencias, un ser con destino fijado, ¿alguien creado?, eres azar puro entonces, no eres nada, no tienes ni idea o simplemente te da igual... hay tantas respuestas como personas existen en el mundo, o incluso más, ¿no?.

Entender quién eres, te ayudará en todo lo que hagas en tu vida, le dará el verdadero sentido, el mismo que domina en todo el cosmos; al igual que no puedes desempeñar un trabajo, si desconoces cuál es; tampoco puedes vivir plenamente si no entiendes quien eres tú, y además, te digo, de la misma manera, si no tienes las herramientas necesarias para una faena, no podrás llegar a este último propósito.

Si te das cuenta, no te he preguntado, de dónde venimos o cuál es nuestra finalidad, pues simplemente son cuestiones que no sabemos, ni de manera personal o global, si acaso, podemos sugerir algo. Pero, en cambio, si puedes saber quién eres, estas viv@, sientes, piensas, recuerdas, actúas e interaccionas con el mundo que te rodea; tienes la capacidad de aquietar tu mente, y entrar en ella, para poder descubrir, tu mundo, tu realidad, tu persona.

No te voy a decir que es fácil, porque no lo es, adentrarse en la mente, es como entrar en un mundo, dentro de otro mundo, y como en el primero, en el segundo también existen distracciones, engaños y distorsiones; realmente es algo bastante complejo, pero a base de práctica merece la pena, cuanto más ahondes en ella, más querrás seguir aprendiendo de ti mismo, entenderás muchas cosas, que antes no comprendías o simplemente ignorabas que estaban allí.

Oye, ¿y como puedo empezar a conocerme?, ¿este proceso del que hablas?, pues mira, hay muchas maneras, la meditación, lejos de ser algo como religioso, lleva siglos practicándose fuera de ella también. Hay una muy fácil con la que empezar, y es pasear (algo que mucha gente no le gusta, y no hablo de hacerlo mientras corres o haces ejercicios), cuando tengas un rato, escoge un recorrido apacible, y pasea tranquil@, despacio pero a tu ritmo, no te diré que no pienses en nada, porque eso es imposible, más bien relájate, deja que tus pensamientos fluyan, al principio te vendrán las preocupaciones, los problemas y las rencillas cotidianas, no pasa nada, tal como vienen, déjalas pasar, no las alimentes. Verás, que cuando pase un rato, te quedarás como en blanco y empezarán a llegar otros pensamientos distintos por tu cabeza, empieza por ahí, y como si fueran caminos, escoge o desecha según te convenga; si es necesario puedes volver hacia atrás, apartar lo negativo y empezar de nuevo. Así comenzarás este camino, que te "unirá" más a ti mism@ y no sólo eso, si no que notarás con el tiempo, que tu salud será más fuerte, pues cuando se produce una sincronía entre mente y cuerpo, tu organismo responde mejor y se defiende con más eficiencia.

Esto que te cuento es muy importante, porque pasamos por la vida corriendo, sin pensar; como decía en el anterior post, no tenemos tiempo para nada y ese es nuestro mayor error, por eso las cosas van como van.

De esta manera, es imposible valorar lo importante, ver los errores, el sufrimiento, denunciarlo y construir un vida distinta; parece que todo te da igual, ¿cuántos blogs hay como este?, sin embargo, hay a miles de ellos, sobre moda, música, fitness, como tener un cuerpo bello según esta sociedad, sobre coches, lujo, etc, cosas que no son malas, pero que son totalmente superfluas. Poca gente cultivaba el conocimiento del yo, pero ahora los jóvenes, hipnotizados por la televisión e internet, desconocen por completo la realidad de nuestra existencia.

Vuelvo a insistir, el hombre ha sido tan agresivo con este planeta, que hemos contaminado hasta las noches, la hemos cambiado con todas nuestras farolas y pantallas de LED con anuncios que nunca terminan, creamos tal contaminación lumínica, que ya no puedes ver las estrellas cuando cae la noche, cuesta a veces, hasta encontrar la luna entre tantos edificios; totalmente aislados, entre luces, cemento y ruido, miramos hacia adelante o hacia abajo, pero nunca hacia arriba o hacia adentro.

Has perdido la noción de la realidad, porque te has olvidado de lo esencial, miles de vidas viajando en un pedazo de roca, por un universo enorme, con el que compartimos la energía, el potencial es infinito. Esta visión, es la que puede hacer cambiar a la humanidad, deja de mirar tanto tu móvil, deja de esperar el próximo Iphone y escucha lo que te digo, el universo es el que tiene las respuestas a nuestras preguntas, tú formas parte de él, está en tú interior, y no te estoy hablando de una forma poética, esto es real, la misma energía, las mismas leyes físicas, los mismos átomos están en tu cuerpo, el mismo poder, para pensar y actuar de una manera superior.

Desecha todas las tonterías y distracciones de esta sociedad, detén tu afán por comprar, por tener, por aparentar, ¿no te das cuenta que todo eso es absurdo?, examínate por dentro, pregúntate quién eres y qué puedes hacer, para llevar una vida diferente, para entender de donde vienes y a donde quieres ir. Inculcar a los niños, un nuevo pensamiento, totalmente libre, en donde la mayor de las preocupaciones sea atendernos los unos a los otros, pues todos somos iguales, somos lo mismo; un futuro diferente, que está dentro de nosotros y hay que derramarlo hacia afuera como un don divino, para eso nuestra raza es superior.

Yo creo que antes de que acabe este siglo, o el hombre se conoce, y actúa según todo esto o se destruirá hasta la total desaparición de nuestra especie, estamos llegando a tal punto, entre información, conocimiento y también todo lo contrario, pasotismo e incultura, en la que una de las partes vencerá a la otra; una nos llevará a la armonía y a un mundo mejor, y la otra a nuestra propia destrucción.

Finalizando el tema, yo te invito a que te preguntes ahora ¿quién soy yo?, yo me he hecho la misma pregunta... ¿Soy el pequeño de la familia?, ¿soy un trabajador de cierta empresa?, ¿sólo un ser vivo?, ¿un pequeño pensador?, ¿el amigo de mis amigos?, ¿un ciudadano más?, ¿la voz de muchas personas?, ¿un pedazo de universo?, ¿un deseo por un mundo mejor?, ¿alguien que ayuda a personas y animales?... lo he visto, soy todo eso, un puzzle de pequeñas piezas muy distintas, formado por experiencias, personas, seres vivos y energías... sé quién soy... y lo que tengo que hacer... ¿y tú, sabes quién eres?...




5 comentarios:

  1. Es muy gratificante encontrar a un igual.
    Salud y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que pensemos igual. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. dónde es la conferencia, por favor lugar, fecha y hora

    ResponderEliminar
  3. Y si somos una mera división de la conciencia universal (llámala Dios, o Big Bang o como prefieras...) que al experimentarse a sí misma, sueña un mundo y una realidad, que no deja de ser más que una proyección intangible a la que hemos dado forma? Y si vivimos, como en nuestros sueños identificados con un personaje que no es 'real'? Obviamente todos soñamos del mismo modo y, tal vez esas intersecciones entre nuestros sueños generan cierto grado de interacción perceptual. Si alguna vez has visto un cúmulo de burbujas, ya sea en una bañera o creadas por un niño que juega, puedes observar como estas son como pequeños universos que se tocan unos con otros, conservando su estructura independiente. Pero...qué es realmente la esencia de la burbuja? Es la capa contenedora que a través de la tensión químico-iónica de los componentes de la mezcla jabonosa conforman una esfera transpatente? O es el contenido que encierra? Y haciendo un pequeño ejercicio de visialización, si todas esas burbujas se desintegraran en el mismo instante, que ocurriria con toda esa conciencia que encierran
    las burbujas en su interior?

    Imaginate ahora el oceano... Acercate a la orilla y llena una botella con agua de mar y cierrala. Ahora, lánzala al mar...(imaginariamente, eh? Que no se trata de contaminar nada), que sucede con la botella? Que su experiencia le dice que es un continente, con una serie de percepciones: flota, navega aquí y allá,salta sobre las olas. Es apodría ser la percepción de una botella en el mar.

    Imaginate ahora que no hay una, sino miles de millones de botellas llenas de agua de mar flotando en el océano... Ahora la experiencia particular de cada botella, se amplia con interacciones varias: choques entre ellas, restricción de movimientos, limitaciones de espació, malos rollos y sobretodo, una especie de malestar hacia afuera generado por la ignorancia de lo que son, por haber olvidado su esencia. La realidad es que no es necesario generar cambios externos, ni establecer zonas de limitacion de presencia de botellas de agua en el mar. Solo hace falta que cada una de esas botellas reconozca su esencia: ella és el mar! Y se libere...
    Y me direis,pero si pasa eso y todas las botellas reconocen su esencia, el mar se llenará de una ingente cantidad de 'cascarones' de agua o botellas vacias... Es posible. Como también es posible que ese 'cascarón' nunca haya existido...

    En definitiva, lo que necesita el ser humano es un despertar de su sueño, un salir de la matrix, un dirigir sus cambios, su atención y su energía hacia adentro, porque ahi es donde realmente puede materializarse el cambio. Lo de fuera, no es más que la proyección de lo que hay dentro. Es la película que proyectamos y de la que nos sentimos protagonistas, porque nos identificamos con el personaje que creemos que somos. Rompamos la burbuja! Volvamonos conciencia! Tal vez no consigamos que el sueño sevuelva más plácido, pero seguro que dejaremos de sufrir sus limitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente una clase sobre la conciencia humana y sus realidades, ¡bravo!.
      Todo esto se tiene que materializar, si no, seguiremos igual o peor.

      Eliminar