miércoles, 20 de julio de 2016

Enmarcados

Prácticamente desde que nacemos, y empezamos a retener las primeras imágenes en la cabeza, empieza nuestro gran adoctrinamiento, por parte de nuestros "padres adoptivos", las grandes empresas multinacionales; empezamos a ser "enmarcados".

Y no te creas que esto es algo como fortuito, porque no es así, todo está meticulosamente estudiado, para que te llame la atención un artículo determinado. Invierten millones en el nombre del producto, en el color, el sabor, el olor, el sonido, los anuncios en los medios, con esas músicas tan pegadizas, esos mundos de felicidad y toda esa gente guapa y esbelta.

¿Cómo si no, cuando pides un refresco de cola?, dices rápidamente - ¡una Coca Cola por favor! -, (o una Pepsi, para que no se enfade nadie), mira que hay marcas de este refresco, pues siempre se te viene a la cabeza estos nombres, de hecho, en nuestra mente no existen los refrescos de cola, existe la Coca Cola o la Pepsi; estas marcas, han absorbido el nombre por definición y se han adueñado de la idea, sólo hace falta que algún día, aparezcan en el diccionario de la Real Academia Española. Y si te fijas bien, están tan profundizados en el subconsciente de esta sociedad, que ya no les hace falta anunciarse en la televisión, nosotros mismos nos los publicitamos, los unos a los otros, ellos sólo patrocinan algunos eventos, no tienen necesidad de nada más.

Otro ejemplo, aquí en España es el Cola Cao (o Nesquik para otros), nadie pide una leche chocolateada, directamente pide esta marca, aunque luego, no puedas tomarte esa en concreto, pero el nombre está ahí, grabado a fuego en tu mente, y cuando vayas al supermercado, irás derechit@ a compralo.

El bombardeo de publicidad es cada vez más agresivo, y nosotros seguimos ignorando este ataque hacia nuestra mente, que está violando lo más profundo de nuestro ser, realmente es un problema ético, porque vulneran nuestra intimidad, ¿dónde queda la frontera?. No nos parece tan importante, porque creemos que somos libres, adultos y tenemos juicio más que suficiente, para desechar toda esta cantidad de anuncios preparados para modificar nuestra cabeza.

Pero estamos cayendo en un error fatal, ya que esto, no es cuestión de ser adulto, las empresas utilizan técnicas que van mucho más allá de tus sentidos, no es solo un ataque frontal, que puedes llegar a esquivar. Usan mensajes subliminales, que no puedes detectar, pero tu mente, tus instintos si los perciben y captan el significado, aunque tú no te hayas enterado de nada, pero sí lo suficiente, como para desear ese producto. Estas empresas, contratan personas especializadas, en estos temas, para buscar el sonido más atrayente a la hora de cerrar el maletero del coche, que te quieres comprar, o el olor que debe flotar en el ambiente de un hotel, para despertar ciertos sentimientos en ti; no puedes imaginarte, la cantidad de estudios que hay sobre esto, saben perfectamente por donde tienen que entrar.

Nuestra mente es un coladero, por eso, sin darte cuenta pides la Coca Cola, y compras marcas muy conocidas, que siendo más caras que los productos de una marca blanca, y están también fabricadas por la misma empresa, pero sigues pensando, que la calidad no es la misma.

Estas empresas, son las que manejan nuestra mente a su voluntad y te dicen, qué tienes que comer, cómo vas a vestir o qué es lo más "cool" en este momento. Date cuenta, que esto es muy peligroso, porque por ejemplo, una gran cantidad de alimentos, que se consumen de forma diaria, son muy perjudiciales para nuestra salud, pero como te los venden tan bien, y han creado una fama tan grande, ni siquiera te cuestionas que te puedan engañar. Por ejemplo, los refrescos en general son malísimos para el organismo, los ciudadanos desconocemos los efectos en nuestra salud, y está probado que dañan al corazón, aumentan las posibilidades de desarrollar síndrome metabólico (hipertensión, obesidad, colesterol, diabetes, etc), también aumenta la aparición de cáncer, problemas renales, gastrointestinales, úlceras, aparición de osteporosis, favorece el asma, disuelve el esmalte dental, problemas de esterilidad, etc; y podría seguir, pero a ti esto te da igual, tú sigues bebiendo sin miedo, una mezcla de sustancias químicas que te están perjudicando y envenenando. Lo que más me llama la atención es que la OMS, recomienda beber menos refrescos, pero no hace nada por prohibirlo, ¿por qué?, ¡aahhh!, buena pregunta... eso da para otro post.

Y como esto, son la mayoría de las cosas, que algunas ya las he nombrado en distintos artículos anteriores; alimento, tecnología, vestimenta, hábitos, economía, etc.

Tienen tanto poder, que son capaces de esconder los estudios que van en su contra, compran y destruyen a todas las personas que intentan sacar la verdad al público y al final, siempre manifiestan lo mismo, - no está comprobado, no se puede saber si, son solo hipótesis, es una conspiración, etc. - . Son verdaderas bestias, que te hacen sentir mejor si llevas un polo Lacoste o una camiseta oficial de Real Madrid, ¿de verdad quieres ser tan superfluo?.

Si nuestra mente adulta no puede esquivar los dardos envenenados de estas multinacionales, imagínate lo que hacen con los cerebros de los niños, que son como esponjas; si no tenemos cuidado y les enseñamos a rechazar toda esta maldad consumista, saldrán adultos totalmente manipulables, carentes de todo, sin más criterio que, el que las empresas quieran hacerles creer, ¡tenemos un problema!.

Todas estas marcas se pegan con facilidad a nuestra piel, y no podemos permitir que controlen nuestra forma de pensar, de decidir, por eso, ante esto hay que ponerse la armadura y guerrear contra ellas, por tu bien y el de tus hijos.

El primer consejo que te doy, es que no veas mucho la televisión, pero cuando lo hagas y lleguen esos largos tiempos de anuncios, quítale el volumen; si no echas cuenta hasta que empiece la película, eso te protegerá de no oír nada, porque también entran por el oído. Vuelta a lo que quieres ver, restituye el audio para seguir viendo la película.

Hay muchos tipos de productos que puedes evitar usar y comprar, abandona el ir a todos los sitios de comida rápida, como Mc Donals, Burger King, Telepizza, restaurantes chinos, etc. Pues, usan una calidad muy mala de alimentos y son altamente calóricos y perjudiciales para nosotros, ¡sobre todo para los niños!, mejor, si te vas a comer una hamburguesa o una pizza, aprende a hacerla tú, te saldrá más buena, sabrás como la has hecho y te gustará más. Estos son grandes depredadores, pues tienen un volumen de ventas muy alto, y son unos de los culpables del elevado consumo y sacrificio animal, con la contaminación que esto genera.

Para las mujeres, cuidado con los cosméticos que compráis, muchos son muy perjudiciales para vuestra salud, contienen parabenos, parafinas, ftalatos, formaldehidos, aluminio, siloxanos, etc; búscalos y veras que no miento, por no hablar, de la tortura animal que sufren a diario en muchas de estas empresas, conejos, ratas, cobayas, monos, etc. Es algo horroroso, tú lo que ves en el anuncio, es a una modelo preciosa, todo muy blanco, limpio, muy futurista y milagroso; pues no seas ignorante, lo que hay detrás de esto, es todo masacre, químicos perjudiciales y mentira. Como alternativa, hay una línea de cosméticos, que son menos malos, ecológicos y que no maltratan a los animales.

No compres toda la tecnología que sale, comprueba antes, si puede ser perjudicial, como los móviles o el wifi, e intenta minimizar el impacto. Aparte, estas empresas siempre producen en países tercermundistas, donde explotan y exponen a niños y adultos a una seguridad nula en el trabajo, por dos duros, ¡de vergüenza!. Un consejo, nunca te lleves el móvil a la cabeza para hablar, usa siempre manos libres.

Y así, podríamos llevarnos días hablando de todo esto; yo lo que quiero es que pienses en todas estas cosas, que tomes precauciones con todas estas marcas, que te informes antes, evita la publicidad, las aplicaciones de compra rápida que vienen de china, que no pasan ningún tipo de control de calidad. Que dudes de todo, que no te creas nada, que entiendas que nos tratan como a borregos, y quieren convencerte para que te gastes el dinero en sus productos, que tapan la realidad que se viven en las calles, la necesidad y la falta ayuda por nuestra parte, a las personas y seres vivos necesitados.

Que no todo es comprar, comprar y comprar; que no te dejen ciego, sordo y mudo ante esta sociedad y apártate del mundo de las marcas, serás más feliz y contribuirás a cambiar el mundo. Sobretodo, cuidado con los niños, se responsable, protégelos de estos destructores, que atacan sin piedad, enséñalos a detestar todo esto, para que puedan vivir un poco más libres... Dejemos nuestros cuerpos limpios de marcas, evitando volver a ser "enmarcados"...







1 comentario:

  1. Jajaja muy bien amigo, aprovecho para decir, que las religiones o mercaderes del evangelio usan las mismas técnicas para enmarcar o alienar a las personas. Bendiciones.

    ResponderEliminar