domingo, 24 de julio de 2016

Desencajado

Así me siento la mayoría de la veces en esta sociedad, la verdad y sinceramente no entiendo nada. Por más que me gustaría y lo intento, no consigo encajar en esta sociedad, me siento como una pieza de puzzle, que no se ajusta a la plantilla, por más que busco y aporreo la pieza, no entra, no encajo en el juego. 

No comprendo como el ser humano puede actuar como lo hace, si realmente todos nos quejamos, si la mayoría sabemos qué es lo que pasa cada día en el mundo, si lo conocemos de sobra, incluso sabemos lo que podemos hacer para mejorar, ¿por qué no se hace?, nadie hace nada, no cambian. Mucha palabra, mucha lógica, parece que todo el mundo está muy centrado, y después veo cada cosa, tanta maldad, tanta crueldad, egoísmo y pasotismo ... los mismos que razonan, y hablan tan bien en atriles, esos son los peores.

¿Cómo podemos vivir con la aceptación del terrorismo, de la guerra, de las peleas, y enfrentarnos, hasta por un estúpido partido de fútbol?; tanto rencores, tantos odios, tanta prepotencia inútil, que está fuera de todo raciocinio. ¿Dónde está la raza superior?, ¿dónde?, porque no la encuentro, ¡no la veo por ningún lado!.

Tantas personas sufriendo, tantos animales abandonados, seres vivos que agonizan a nuestro alrededor, a tú lado, todos los días, ... y la gente no hace nada ...

Observo a esta sociedad, y veo distintos tipos de personas con gustos, creencias y aficiones en común, pero siguen destruyéndose entre ellos mismos, reventándolo todo, por eso, cuando los contemplo, me entra rabia y me dan ganas de gritarle a cada uno lo que pienso ...

Personas que ponen tanta ansía en rezar, que están todo el tiempo en sus lugares de culto religiosos, ¿para qué?, ¿para decir que Dios, Jesús, Alá, Buda, Shiva, Yahveh, Jehová, o no sé quién, es amor y tienes que honrarle ante todo, lo primero?, dioses mudos, que cada uno quiere interpretar según unas antiguas escrituras manuscritas por humanos, no por divinidades. Esto no es nuevo, ¡mira la historia!, las masacres que continúan hoy en día haciéndose por estos dioses, cuánta sangre derramada, ¡qué escándalo!, con lo preciosa que es la vida. Tú, si tú, que eres creyente, ¿no sería mejor que dejaras de decirle a los demás, lo que tienen que hacer y lo hagas tú, hipócrita?, ¿amar a tú enemigo?, ¡pero si no eres capaz de aguantar ni a tu suegra o a tu hermana!, la pones a parir nada más sales de la iglesia; ¿qué me vas contar?, te conozco de sobra, llevo observándote mucho tiempo, ¡qué estás llorando ante una imagen de madera vestida de oro, y tienes al lado un pobre que necesita tu ayuda, y si te interrumpe pidiéndote, hasta te cabreas!.

¡Ya esta bien, hombre!, ¿eres idiota o naciste así?, ¿es qué no lo ves?, que te están tomando el pelo, te están sacando tu tiempo, tu dinero, y sigues haciendo las mismas payasadas. Mira alrededor, y no te mates por rezar a algo que no existe, mátate por los que te rodean, ¡ellos si existen!, ¡qué están sufriendo hambre, enfermedad y soledad!; ahí, a tu lado, aunque a ti, lo único que te importa es llenarte la cabeza de sentimientos, de lo espiritual que es la vida y de cuanto me quiere Dios... Tú mismo, pero me parece despreciable, cadáveres a tú alrededor y no haces nada... Una mente primitiva, que por miedo a la muerte y a la vida, te agarras a algo inventado, que eres incapaz de probar, por mucho que te empeñes.

¿Y tú?, que lo único que te gusta es el fútbol, que no tienes otra cosa en tu vida y matarías de verdad por defender un escudo que no sirve para nada, una entidad millonaria con muchos jugadores incultos, millonarios por saber darle de una manera bonita, patadas a un balón. Justificando el blanqueo de dinero, y los robos al estado de ciertos jugadores, ¿pero de qué vas?, ¿te parece lógico?, ¿o trasmitirle el odio a tú hijo, entre aficiones de distinto club?. Me parece insultante que la gente se mueva para salvar a un equipo de fútbol de la quiebra, antes que para sacar a la gente de la calle; ¡el mundo al revés!.

Y a todos a los que le importa realmente una mierda, la cantidad de animales abandonados, que vagan por las calles, que los maltratan, los envenenan. Que ves a un animal en los huesos y no sientes nada; no se realmente lo que significa la palabra animal para ti, pero tú eres también uno; están todas las perreras llenas en España (las pocas que hay) de perros y gatos, pero claro, tú quieres un perrito de marca, a ti te gustan los gatitos blancos con manchitas de color canela... ¡anda que vaya tela!. Todos los días mueren cantidad de animales sacrificados, la vida de estos indefensos no vale nada, pero a ti te da igual, es más, criticas a los que intentan cuidarlos y les llevan algo de comer... tú, no tienes alma, eres escoria. Tan culpable como los ayuntamientos que no se ocupan de un tema de salud pública y de una ética lógica, están demasiado ocupados robando al ciudadano.

Espera, que para ti también hay, a ti que te gustan los espectáculos donde sufren los animales, que llamas arte a reventar a un toro, y justificas su existencia por la fiesta. A todos estos, que le gusta tirar cabras por el campanario, o arrancar cabezas de gallinas colgadas boca abajo, mientras están vivas, ¿en esos ayuntamientos quiénes están?, ¿y el estado cómo permite esto?, - es la tradición -,... ¿Tú eres humano?, eres un sádico, que disfrutas con la sangre, el miedo, el dolor y la muerte de los animales... realmente eres un asesino. No hay límite, gente que por dinero arrancan las pieles de los animales vivos, generando dolor hasta el paroxismo, ¡qué ciego estás, que vergüenza siento por ti!, por ese desprecio a la vida, no mereces vivir.

¿Cómo se puede consentir esto en pleno siglo veintiuno?, ¡que desgracia!.

Todos estos personajes modernos, que lo único que miran es la moda, comprar ropa y más ropa, tonterías, que hacen malabarismos para mantener el pelo de pie, un mundo estúpidamente superfluo, mientras muchos mueren de frío en invierno, sin una prenda que ponerse. O los que compran toda la tecnología, sea la que sea, para ser más que ¿quién?; ¿realmente necesitas todo eso que te compras, si la mitad ni lo usas?, mientras algunos no tienen ni electricidad para ver en la noche.

Están también los que cuidan su cuerpo al extremo, un culto al cuerpo, como si nunca fueran a envejecer, gastándose un dineral en alimentos especiales, cuidando cada gramo de comida para tener el vientre perfecto, mientras otros suplican un trozo de pan, estómagos hinchados clamando caridad, ¡que asco de mundo!.

Los que quieren fiesta, y solo fiesta, alcohol, y demás drogas para olvidar su patética vida, así no se consigue ser feliz, padres que ven normal que sus hijos beban alcohol en los botellones, ¿pero qué haces desgraciad@?, te estás cargando nuestro futuro, ¿cómo reprocharás a tú hijo sus conductas?.

La gran cantidad de personas hipnotizadas con la televisión y su telebasura, programas de cotilleos, insultos y mentiras, que tienen una audiencia bestial en este país, eso denota, la inteligencia que hay; verdaderos mon@s delante de un cristal, que se preocupan más por lo que ha dicho una tal Belén Esteban, una mujer inculta, exdrogadicta y chabacana, que por lo que es realmente importante. La gente no quiere aprender, solo quiere ver series absurdas, siempre con violencia y sexo sin sentido, hace tiempo que se les secó el cerebro, y forman parte de este sistema parasitario. Hace ya, que se conviertieron en zombis, sin posibilidad de cambio. 

Veo todas estas cosas, desde que me levanto por la mañana hasta que me acuesto, y no encajo con nadie de estas personas, no encajo en la sociedad actual, solo veo mentiras e hipocresías, en todos los sitios. Personas con cultura, y sin embargo, no tienen educación, ni moral ninguna, que se saltan las normas establecidas para el respeto de todos.

Quizás el problema soy yo, que no hago lo que todos estos, que intento actuar con orden y conciencia, respetar al que respeta la vida, que para mí es la ley universal del cosmos. No sé, ¿debería actuar como tantos millones de personas, violando todos mis principios?; no me considero, mejor que nadie, pero yo intento actuar en consecuencia con lo que creo, si me quejo, actúo, si no, prefiero callarme.

A veces me siento, como que esta no es mi época, donde no debería haber nacido, voy en contra de todo lo que está establecido, no me gusta prácticamente nada, no me concuerda, lo que hemos vivido después de milenios, con lo que aún hacemos. Tal vez, el hombre simplemente es que es así, pero, ¿por qué yo no pienso igual entonces, por qué soy diferente, por qué lucho cada día contra individuos de mi propia especie?, ¿por qué la gente que me rodea no ve lo mismo que yo?, ¿y si lo ve, por qué pasan de todo, y no hacen nada?; no me siento a gusto con lo que hacen los humanos, a diferencia, me encanta el mundo en el que vivo, la naturaleza, sus estaciones, multitud de lugares maravillosos, tanta diversidad de especies y tantos regalos que me da vida.

Veo a los ricos en su mundo multicolor, viviendo en otra dimensión, a los políticos robando descaradamente y acatando órdenes de multinacionales y bancos, el pueblo con su pan y circo, sin ganas de luchar y en medio gente que no encaja, que no entiende nada, como me pasa a mí. ¡Que pena!, no dejo de lamentarme, que no me tocara una fortuna, o poseyera poder, o conociera alguien que lo tuviera para convencerle de hacer el bien.

Es muy duro decir todo esto, seguro que algun@ le parece fuerte el post, y me criticará, pero lo tengo que decir, ¡qué ya está bien!, a mí no me gusta criticar, ni meterme en la vida de nadie, pero esto clama al cielo y se juegan con muchas vidas todos los días. Es imposible ordenar algo, cuando diariamente cientos de personas destrozan lo que, por ejemplo, yo intento hacer con tanto esfuerzo; miro a los lados y solo veo traición, gente vendida por intereses o dinero... una sociedad realmente enferma, que no es digna de respirar el aire que necesita... no han entendido nada, y lo peor es que no quieren; seguirán haciendo todas estas cosas y el sufrimiento será mayor... ¿Hasta cuándo seguiremos así?... He perdido la fe en los humanos, estoy triste, no se que pensar, siento odio, ya estoy cansado... ¿queda algo más que se pueda hacer?...







4 comentarios:

  1. Muy intteresante tema, saludos soy
    Stronghold.

    ResponderEliminar
  2. Hola, ¿qué tal?, me alegra verte por aquí, bienvenida y gracias.

    ResponderEliminar
  3. No estás solo... Está siendo un placer leerte y descubrir que tampoco yo lo estoy. Gracias!

    ResponderEliminar