domingo, 12 de junio de 2016

Los riesgos de la tecnología

Sin duda la tecnología avanza cada vez más rápidamente, tanto que, nos cuesta muchas veces seguirle la estela, hasta el punto, que si no atendemos a las innovaciones, nos quedamos tan obsoletos, como cualquier dispositivo electrónico y nos cuesta la misma vida, entenderlos y manejarlos.

Tener todos estos avances, es muy buena señal del progreso, de nuestra especie hacia un futuro mejor y más efectivo en cualquier situación de nuestra vida. Yo me maravillo de tantas mentes capaces de crear estos inventos, pues la mayoría de ellos, no sé exactamente como funcionan. Desde hace unas décadas, hemos experimentado una gran revolución tecnológica, sobre todo en el tema de la comunicación y la información, algo impensable antes; ahora, hablas en tiempo real, con cualquier persona del mundo, al momento, puedes transmitirle datos y muchísima información. 

Todo esto es genial, realmente es para sorprenderse, pero hay un problema, la tecnología va saliendo, pero no llega a estar adaptada a nosotros, aunque parezca absurdo. Ella sale al mercado, con años de estudios y pruebas continuadas, pero nunca podemos llegar a saber, el impacto que va a llegar a tener, esa tecnología en la sociedad y en su salud, en el momento en el que sale a luz; digamos que la tecnología va por delante del hombre, y es él, el que debe habituarse a ella y adaptarse, hacerle un hueco en su vida.

Hay muchos riesgos que se corren, cuando algo nuevo sale al mercado, y por lo que parece, no hay ningún organismo que pueda a llegar a regular este impacto, los efectos nocivos que pueden llegar a crearse, se ven años más tarde, cuando se hacen estudios sociológicos, sobre como está influyendo cierto adelanto en la vida del hombre.

Como he dicho antes, los beneficios son innumerables, pero también hay muchos riesgos y peligros que ya se están haciendo notar en nuestra sociedad. Voy a enumerar algunos de ellos avalados por estudios más que contrastados y conocidos.

Con el fenómeno de internet, la red de redes, una conexión global, que se usa no sólo en ordenadores sino en dispositivos móviles, y ha creado una nueva filosofía de vida, que es muy notable en los jóvenes de hoy en día. Sin duda, estos aparatos, nos apartan de la realidad con gran facilidad, perdemos la noción del tiempo y en algunos casos de la realidad. 

Hay también grandes peligros de acosos, abusos, estafas, y suplantación de identidad en redes sociales, que pueden provocar, sobre en todo, en los más jóvenes, severos casos de aislamiento, maltrato y suicidio. Una mente débil, aún no bien formada, puede ser destruida en poco tiempo, por la impresionante difusión de un vídeo o una foto, en un ambiente de instituto; desgraciadamente tenemos muchos casos registrados y esto es muy preocupante.

Estos dispositivos no incitan a leer libros, sino más bien a visualizar solamente, en concreto las redes sociales, con gran cantidad de vídeos, esto que no parece más que una evolución de la sociedad y pasa inadvertido, va más allá, pues está comprobado que el desarrollo del cerebro es mucho menor, puesto que todo es más inmediato, y la capacidad de ejercicio de este órgano decrece, porque no es estimulado. La escritura manual se está perdiendo cada vez más, y aunque esto también parece ya lógico e inevitable por la escritura digital, esta, tampoco desarrolla el cerebro de la misma manera, provoca una reducción de actividad importante, en la zona de la creatividad; claramente, no es nada bueno, es como tener cabezas más huecas, por donde entra una información, que prácticamente no estimula nada, empobreciendo la actividad cerebral, y afectando a todo el individuo.

Porque se ha demostrado también que el cerebro es muy plástico, podemos decir que es un organismo que se "mueve", se adapta y como un músculo puede atrofiarse prematuramente, generando individuos perezosos, desprovisto de toda genialidad, ilusión o imaginación; trasladándolos a una realidad diferente y dejando la puerta abiertas a ciertas enfermedades.

Alimentando esta inmediatez, generamos individuos que todo lo quieren en el momento, pulsar una pantalla, y ¡chan!, allí aparece la solución... mala cosa, aunque no lo parezca. Esto también, te puede hacer, no ser crítico con la información que corre diariamente por el mundo digital, pues no consultamos la fuente de donde viene, de hecho, a veces, la fuente se pierde en esta red de redes; esto ocasiona a veces problemas muy serios a ciertas personas u organismos.

Genera un mayor consumismo, buscando los mejores precios; en un momento te salen en la pantalla, cantidad de artículos para comprar en cualquier parte del mundo, con sólo apretar un botón virtual. Consumimos un poco de aquí, un poco de allá, y esto puede ser muy peligroso también, pues lo hacemos más a menudo y en gran cantidad.

La mayoría de las veces que entramos en internet, sea desde el ordenador, una tablet o un móvil, consultamos temas insulsos, ciertas curiosidades, temas que nos distraigan con una risa fácil, cotilleos, o pornografía, que nos hacen ser personas muy superficiales y nos pueden desconectar de la realidad, de lo que es la vida verdaderamente.

Los riesgos son tanto psicológicos como físicos, sin duda cada vez experimentamos más la fatiga ocular, pues el brillo de las pantallas, daña la retina, y hace que parpadeemos muchísimo menos, fíjate, ojeando un móvil, parpadeamos nueve veces por minuto, leyendo un libro lo hacemos veinte, imagínate. Las imágenes en 3D, han puesto al descubierto, muchas afecciones oculares que la gente no sabía que sufría, dicho en estudios de esta especialidad.

Daños cervicales por las posturas que tenemos que tomar, pues estos, no son ergonómicos para el ser humano, al igual que causa tendinitis del pulgar y la mano por la repetición de ciertos movimientos mientras "bicheamos" el dispositivo.
Puede provocar insomnio, porque la luz del móvil reduce la melatonina, que es la hormona que nos relaja para que podamos conciliar el sueño.

Por no hablar, de la adicción (nomofobía) que casi todos tenemos con nuestros celulares; como te lo dejes en casa, tienes que volver, porque realmente sientes que lo necesitas, que te falta algo importante; hay sitios en el mundo donde, esta adicción se ha vuelto una enfermedad, con campamentos de desintoxicación, ya que provoca un aislamiento completo del individuo, que olvidan hasta que tienen que alimentarse. Para decirte que ya existen carriles para peatones que vayan usando el móvil, por el número de accidentes registrados, es muy fuerte, ¿verdad?.

Nada más apetecible que llegar a casa, y coger el "cacharrito" a jugar un rato o ver tonterías por internet, y esto genera un gran sedentarismo, nada bueno para nuestro cuerpo y nuestro corazón. 

Al igual que lo perjudiciales que son las ondas que emanan estos equipos para las células de nuestro cuerpo, si la gente lo supiera de verdad, no los usarían ¡y nosotros nos los llevamos a la cabeza!. El wifi o el bluetooth, también son ondas muy, muy perjudiciales para salud, y recibimos una dosis muy fuerte todos los días; claro está, nunca llega a probarse del todo, quizás porque no interesa, o porque el efecto es a muy largo plazo.

Podría seguir enumerando riesgos, pero lo que está claro, es que estas tecnologías han sido lanzadas, aún sabiendo que tienen muchos efectos perjudiciales para la salud, es realmente un tema muy serio e importante. A un lado, tenemos un gran beneficio, pero por otro lado, nos está dañando, cambiando esta sociedad y estamos obligando a nuestro cuerpo a soportar una tecnología agresiva para él, tanto para la mente, como para el cuerpo.

¿Qué pasará entonces?, ¿cómo acabará todo esto?, ya que no lo sabemos, y los estudios no parece hacer efecto en la forma de comercializarlos, lo único que podemos hacer, es tomar todas las precauciones y utilizar estas tecnologías con lógica y razonamiento; para nosotros y nuestros jóvenes.

De todas formas, hay una cosa muy clara, no podemos permitir que la tecnología se anteponga a la vida y a la realidad en la que vivimos, en todos los sentidos. No podemos dejar que vaya por delante nuestra sin la revisión y la certificación, que sólo nos traerá beneficios; pero nosotros vamos como locos comprando, porque tenemos un ardiente deseo de tener el último "cacharrillo" que ha salido al mercado. 

Por eso antes de comprar algo te invito que te informes bien y razones si te es necesario y no es perjudicial; recuerda que mientras miras el móvil porque estás aburrido, seguro que hay gente que te necesita... piénsalo... da a cada cosa su importancia... dale a la vida su tiempo...

2 comentarios:

  1. Interesante reflexión!!!

    Me ha venido el recuerdo de cuando era pequeño y mi madre tuvo que comprarnos una enciclopedia (Espasa) para poder hacer los deberes del colegio. Esos libros que pesaban tanto. Si buscabas la biografía de Antonio Machado no sabías si tenías que coger la "A" o la "M". Los jóvenes de ahora no saben lo fácil que tienen los estudios con Internet. Maravilloso post. Felicidades!!!!

    ResponderEliminar